El gobernador de la Región Autónoma Musulmana de Mindanao, Mujiv Hataman, condenó hoy la profanación de la catedral de Santa María en Marawi por presuntos miembros de los grupos de Maute y Abu Sayyaf.

Esto es inhumano e inaceptable, y socavan la esencia del islam, comentó Hataman sobre el video publicado recientemente en el que se ve arder partes de la iglesia, destruyendo las imágenes de Jesucristo y Madre María, que profanan el lugar de culto de la congregación católica.

Hataman dijo que el hecho es una desafortunada reencarnación de los khawarij, grupo considerado miembro del Estado Islámico (EI), y que se rebelaron contra los poderes gobernantes en la primera historia del islam, reflejó el sitio digital www.manilatimes.net.

Son inmaduros e imprudentes, y citan el Corán inadecuadamente para ajustarlo a su causa, argumentó Hataman.

Asimismo pidió que los infieles que representan a los Khawarij actualmente sean condenados y rechazados por la comunidad musulmana, porque son indignos de las promesas de Allah y de los placeres de jannah (el paraíso).

Por otra parte, Hataman instó a los musulmanes a denunciar las acciones del grupo de Maute, de Abu Sayyaf y de todos los que incumplan el servicio al Islam, una fe que promueve la compasión, la bondad y la paz.