Contrario a lo que han señalado algunos sectores de la oposición, que aseguran que la Ley Tributaria tendrá un impacto negativo en los asalariados, esta será de gran beneficio pues aumentará el poder adquisitivo de los trabajadores, pues la base exenta de IR pasará de 75 mil a 100 mil córdobas en el primero año y posteriormente, de manera progresiva, se irá incrementando en 5 mil córdobas cada año hasta llegar a los 120 mil córdobas.

“La reforma hace contribuir más a quienes tienen más ingresos, y privilegia a los sectores que tiene menos ingresos”, explicó el diputado sandinista, José Figueroa.

El parlamentario manifestó que no se puede estar haciendo oposición a ultranza, sino que hay que tomar en cuenta que la ley fue consensuada con los sectores productivos, empresariales y trabajadores, los que ven todos los aspectos positivos que esta tendrá para el país.

Igual se refirió el diputado Edwin Castro para quien oponerse a la ley es nada más que “politiquería barata”.

“Que se aumenta el impuesto a la canasta básica (es) totalmente falso. Que se van a quitar las exoneraciones a los productores (es) totalmente falso”, manifestó.

Castro indicó que si hay a alguien a quien puede afectar la concertación tributaria es a todos aquellos que “evaden impuestos”.

El Secretario General del Frente Nacional de los Trabajadores, diputado sandinista Gustavo Porras, dijo por su parte que los sindicatos de trabajadores participaron en el proceso de formulación de la ley, de allí que el documento final cuente con la aprobación de este sector de la sociedad nicaragüense.

“Nos sentimos contentos de que el dictamen que firmamos represente los intereses de los trabajadores”, indicó.

Reiteró que además de incrementar la base del IR a los trabajadores de 75 mil a 100 mil córdobas, a partir del 2014 se va a incrementar en 5 mil córdobas cada año hasta alcanzar a 120 mil, tal y como había sido la propuesta original del FNT.

En otros países las leyes tributarias son impuestas por los gobiernos


El presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, diputado Wálmaro Gutiérrez, destacó por su parte que Nicaragua es el primer país donde todos los sectores se ponen de acuerdo para aprobar un nuevo sistema tributario.

“En ningún país del mundo se ha hecho una concertación para efectos fiscales y especialmente tributarios, normalmente los gobiernos imponen la tributación en sus correspondientes países. Nunca se había visto que un gobierno se sentara  a dialogar y a consensuar con el sector privado y con los trabajadores todas las medidas que contiene esta ley”, señaló.

“Es una ley  de 323 artículos, con enorme cantidad de medidas que vienen a aplicar mayor justicia a la tributación nacional”, destacó.

Gutiérrez manifestó que lo que se busca es hacer más sostenible el sistema nicaragüense y así no tener que estar recurriendo a la ayuda internacional.

“Tenemos que quitarnos ese casete (…) de que para darle más educación al pueblo, para darle más atención a los sectores productivos, para dar más seguridad ciudadana, tenemos que andarle estirándole la mano a los organismos internacionales y a los países cooperantes. Nosotros ya debemos hacernos cargo de nuestro país y esa es la filosofía de esta concertación fiscal”, aseguró el diputado sandinista.