Mensaje del Presidente-Comandante Daniel Ortega en el Acto de Clausura de la Conferencia “El Futuro de los Negocios para las Américas”. 5 de Junio del 2017:

Ya hice mi Discurso... ¡Ya lo hice! Valen más esos apretones de mano que un millón de palabras.

Cuánto nos alegra esta muestra de Integración, de Unidad, de Cohesión, en este Mundo en el que hemos venido caminando, avanzando, en Procesos de Integración. Hay Acuerdos Comerciales, Bilaterales, y Multilaterales, y con todos los cuestionamientos que podemos hacer, y hacemos, al Modelo, la Humanidad ha venido avanzando en lo que conocemos como la “Globalización”.

Hemos venido avanzando y hemos logrado ir cumpliendo Metas que tienen que ver con la erradicación de la Pobreza, la erradicación del Hambre. Son las grandes metas que tenemos, comprometidos todos los Países del Planeta. Y se ha ido avanzando, en unos Países un poco más, en otros Países un poco menos; pero ha habido un Proceso gradual en el cumplimiento de esas Metas que tienen que ver con la esencia misma de la Especie Humana, que son los Derechos de las Personas, los Derechos de las Familias, en todos los Continentes de nuestro Planeta, y en donde el trabajo es fundamental.

Y para el Trabajo, claro que es necesario, es fundamental, la Creatividad, la Iniciativa, y ahí se vienen combinando múltiples esfuerzos, desde el Trabajador del Campo y el Trabajador de la Ciudad, con el esfuerzo de los Pequeños Productores, Medianos Productores, los Sectores Agropecuarios, la Pequeña Industria, hasta los Grandes Productores.

Y ahí va multiplicándose la escala de forma geométrica, y llegamos a eso que conocemos hoy como el Comercio Global, donde las Inversiones son elementos determinantes para seguir moviendo la Economía, en beneficio de los Pueblos. Esa es la Meta.

Cuando hablamos de Trabajo, hablamos de Actividades Productivas, hablamos de Actividades de Servicio, hablamos de Turismo, hablamos de Desarrollo en todos los Campos, incluyendo en ese gran Campo que hoy está haciendo caminar al Mundo a pasos agigantados, como son las Comunicaciones, la Tecnología de Punta; todo lo que hoy nos hace vivir una Etapa realmente fantástica. Esa es la palabra: ¡Fantástica! Porque en cuestión de días hoy se camina lo que antes se caminaba en cuestión de siglos.

¡Cuánto nos alegra tenerlos aquí en Ni-caragua...! Y permítanme saludar, bueno, primero quiero saludar a Carlos Gutiérrez... ¡Fíjense! Carlos, Ministro de Comercio de los Estados Unidos de Norteamérica. Recuerdo que hace un tiempo teníamos criterios encontrados.

Entonces Carlos era el Secretario de Co-mercio del Gobierno del Presidente Bush hijo; incluso hubo encontronazos públicos. O sea, las contradicciones llevadas al de-bate público... Y luego, el Encuentro. ¡No nos conocíamos personalmente! El Encuentro allá en los días 15 y 16 de Enero del año 2007.

Nosotros habíamos retomado el Gobierno aquí el 10 de Enero del 2007, y el 15 de Enero del 2007 fui a acompañar al Presidente Rafael Correa a su Toma de Posesión allá en Quito, y ahí se encontraba Carlos Gutiérrez con la Delegación norteamericana, acompañando la Toma de Posesión del Presidente Correa. Luego tuvimos la oportunidad de conversar, de reunirnos; o sea, acordamos una Reunión.

Estaba Carlos, estaba Rosario, y empezamos a conversar y nos fuimos acercando; que era acercar no a dos individuos, era acercar a dos Pueblos. Nos fuimos acercando, y de ahí nació una relación que pasó de la contradicción, y más que de la contra-dicción, yo diría, de la polarización, de la confrontación... porque contradicciones es normal que existan, pasó a una relación constructiva que la hemos mantenido, la hemos sostenido a lo largo de estos años.

Esto refleja un poco lo que es, y resume lo que es el Proceso de Nicaragua, y observo, aquí está Jaime Morales Carazo, un Banquero, su casa es mi casa, fíjense... ¡Sí, su casa es mi casa! Dirigente de lo que era el Directorio de la Resistencia Nicaragüense.

O sea, fue la Época de la confrontación, la Época de la polarización; luego vino el Diálogo para la Paz, y lo que cuesta llegar al Diálogo cuando hay tanta polarización, cuando hay tanta confrontación... ¡Cuesta llegar al Diálogo!

Jaime es testigo de aquellas primeras conversaciones, donde no era posible que nos sentáramos cara a cara los Dirigentes de la Resistencia con los Representantes del Gobierno. Ni ellos lo admitían, ni nosotros lo admitíamos. Y en medio, la destrucción.

Finalmente dijimos: “Bueno, vamos a con-versar”, pero recurriendo a Su Eminencia el Cardenal Miguel. De tal manera que el Cardenal Miguel, que era el Presidente de la Comisión de Reconciliación en nuestro País, Comisión de Reconciliación nacida de la Voluntad de los Países Centroamericanos, el Cardenal entonces, con sus ayudantes, con sus asistentes realiza la Primera Reunión.

Entra la Delegación del Gobierno, se sientan con el Cardenal, y le trasladan al Cardenal sus planteamientos, para poder llegar a la Paz en Nicaragua, para poder llegar a firmar un Acuerdo de Paz que pusiera fin a la confrontación, a la guerra, a la muerte.

Luego se retira la Delegación del Gobierno y le toca entrar a la Delegación de la Resistencia Nicaragüense. Porque ese era el Acuerdo: No podíamos estar frente a frente. Y pasan los minutos, pasan 10, 15 minutos, y no entra la Delegación de la Resistencia, y el Cardenal todavía nos recuerda... “¿Qué está pasando que no van a entrar los del Directorio de la Resistencia?

Entonces los van a buscar. Al final ingresan, y cuando ingresan les pregunta el Cardenal: “¿Qué pasaba? ¿Por qué no entraban?”. Y responden: “No queríamos respirar el mismo aire que habían respirado los Sandinistas”... ¡Imagínense qué nivel de confrontación! ¿Quién se podía imaginar entonces que en Nicaragua íbamos a alcanzar la Paz?

Finalmente vinieron los Acuerdos de Paz, y ahí Jaime empujando para la Firma de los Acuerdos de Paz. Luego vino todo el Proceso de Reconciliación, porque Paz sin Reconciliación, eso es frágil, és frágil.

Tenía que haber Paz con Reconciliación, y ahí ayudando en ese Proceso de Reconciliación los Delegados de la Palabra de la Iglesia Católica, los Pastores Evangélicos; todos buscando cómo acercar. Como siempre, claro, había una pequeña fracción de nicaragüenses que no estaban de acuerdo con la Paz, mucho menos con la Reconciliación.

Fue un proceso largo, largo, hasta que finalmente logramos reconciliarnos [email protected] nicaragüenses. Y [email protected] que no podíamos ni respirar en el mismo espacio que había respirado el otro, entendimos que no había más Camino que reconciliarnos, entendernos, buscar cómo trabajar [email protected] por el País, por Nicaragua, que era la única forma de sacar adelante al Pueblo. Crear las condiciones para que las Familias nicaragüenses pudiesen trabajar, pudiesen desarrollar todas sus Capacidades en el Campo Productivo, en el Campo del Comercio, en el Campo del Turismo, en el Arte, en la Cultura... ¡en todas las Actividades!

Se produjo entonces en Nicaragua el Milagro de la Reconciliación después de una Historia... Porque la Historia de Nicaragua no arrancó en el 79, esa Historia de confrontación... ¡No! Era una Historia de siglos de confrontaciones. Y entendimos [email protected], [email protected] entendimos, [email protected] [email protected] entendieron, entendieron [email protected] [email protected], entendieron [email protected] [email protected], que era necesario fortalecer esa Reconciliación y llevarla al campo del desarrollo del País.

Esto explica el Modelo que hemos venido cada día afirmando más, consolidando más; este Modelo que cada día echa más raíces en Nicaragua, y cuando conversamos con [email protected] que vienen de otros Países me preguntan: ¿Cómo han hecho, cómo es que han hecho posible esto? Les cuesta entenderlo.

Pero es que esto viene de todo ese Proceso donde [email protected] [email protected] fueron parte de esa realidad de confrontación y polarización; pero entendimos [email protected] que Nicaragua no era para un grupo, o para otro grupo, sino que Nicaragua era para [email protected], y que la única manera de salir adelante en este País, de poder lograr un mínimo de Crecimiento Económico, un mínimo de Estabilidad en el Campo Social, un mínimo de Seguridad, era uniéndonos [email protected], en medio de nuestras diferencias.

Porque lógicamente tenemos diferencias, tenemos diferentes puntos de vista, cada quien tiene su propio Pensamiento Político, su Creencia Religiosa, pero respetando esa Unidad de [email protected], [email protected], y el Gobierno contribuyendo a cohesionar ese esfuerzo; todo esto cohesionándolo y entendiéndolo que es esa Unidad la que nos ha venido permitiendo ir avanzando, y lograr, a la vez, tener en nuestro País un alto grado de Seguridad, de Estabilidad. O sea, aquí se combinan todos estos factores.

Es cierto que tenemos un Ejército y una Policía que tienen un papel muy importante que jugar en este Campo; que por ser Ejército y Policía muy nuevos, porque el antiguo Ejército y la antigua Policía desaparecieron en el 79; estas son Fuerzas muy nuevas, que se formaron ya con otra mentalidad, con otra filosofía, entonces como que tienen mayor resistencia a lo que es la descomposición a que se ven afectados los Cuerpos Militares cuando surgen amenazas como el Narcotráfico y el Crimen Organizado, donde incluso se presentan situaciones en algunos Países Hermanos en el que se habla inclusive de Narco-Estado.

¡Porque ahí está la amenaza! La principal amenaza a la Soberanía de nuestros Países en estos Tiempos es el Narcotráfico y el Crimen Organizado, porque el objetivo de estos poderes es tomarse las Poblaciones, tomarse las Comunidades, tomarse las Instituciones, tomarse el Estado. Ese es el objetivo que ellos persiguen.

Y teniendo Nicaragua el Presupuesto mucho más bajo de toda la Región Centroamericana, y por lo tanto teniendo [email protected] Soldados nicaragüenses, [email protected] Policías nicaragüenses, el Presupuesto mucho más bajo de toda la Región Centroamericana, tenemos una Policía y un Ejército que, combinados con la Población, combinados con [email protected] [email protected], combinados con [email protected] [email protected], garantizan Estabilidad y Tranquilidad para las Actividades Productivas, y garantizan Estabilidad y Seguridad para contener... Porque aquí es una lucha de contención contra el Narcotráfico y el Crimen Organizado, que hay que estarla librando cada segundo, cada minuto, cada hora. Todos los días hay que estarla librando, porque la amenaza la tenemos encima. Está en-frente la amenaza. En nuestras puertas fronterizas está la amenaza.

Viene del Norte la amenaza, también se mueve desde el Sur, pero la gran amenaza donde ya Narcotráfico, Crimen Organizado, las Pandillas que cobran impuestos a [email protected] [email protected], a [email protected] Comerciantes, a [email protected] Transportistas, incluso a los Pequeñitos Negocios, a esos los tenemos en las puertas, en la Hermana República de Honduras, en la Hermana República de El Salvador, en Guatemala, en México. Es una situación terrible también la que atraviesa México. Y desde el Sur está el desplazamiento de la droga hacia el Norte, y [email protected] estamos aquí conteniendo por los dos lados, para que esa epidemia no penetre a Nicaragua.

Y, como les decía, la Fortaleza no solamente está en las Instituciones Especializadas, sino que está en esa combinación de esfuerzos de las Instituciones Especializadas, porque es una Política de Estado que incorpora a la Población, incorpora a la Comunidad, e incorpora a [email protected] [email protected] nicaragüenses, para poder lidiar y librar con efectividad esta Batalla.

Al tener esta Estabilidad, entonces ahí están las condiciones para que el nicaragüense invierta, desde el más pequeño que va con Emprendimiento se siente con la Seguridad de que puede invertir; y para que pueda invertir también el que tiene mayores recursos, y que en otras circunstancias también ha invertido en otros Países, entonces se anima a invertir en su propio País, como lo han venido haciendo [email protected] nicaragüenses.

Y se convierte el País también en un Polo de atracción por su Seguridad para el Inversionista de la Región, de toda Nuestramérica, igualmente de otros Países de otras Regiones que han venido a invertir a Nicaragua. Unos vienen con pequeñas inversiones, otros con medianas inversiones, otros con inversiones que son grandes para lo que es la Economía nicaragüense.

¿Esto ayuda a qué? A retroalimentar el Campo de la Seguridad y la Estabilidad; porque nos ayuda a garantizar Estabilidad en el Campo Social, y que [email protected] [email protected] se sienten año con año con [email protected] [email protected] para discutir y acordar el incre-mento salarial, y que en otras ocasiones incluso acuerden en algunas Zonas, tomen Acuerdos para establecer salarios por determinado período, más allá del anual.

Y que si tenemos que negociar, como negociamos con los Organismos Internacionales, porque trabajamos con el Fondo Monetario y llegamos a la conclusión en nuestras Negociones con el Fondo que hay que aplicar determinadas Medidas que exigen aportes de parte de los diferentes Sectores de la Sociedad nicaragüense. Entonces se acabó aquella práctica donde los Economistas del Gobierno preparaban en secreto el Proyecto de Ley, se lo pasaban al Presidente, luego el Presidente lo firmaba y lo enviaba a la Asamblea para que la Asamblea lo aprobara... ¡Y la gran sorpresa! Y a [email protected] [email protected] sencillamente no les quedaba más que acatar, sobre todo cuando se trataba de Políticas impositivas.

Y aquí hemos establecido lo que es una práctica de Estado, una práctica de Gobierno, una práctica de País, donde todos estos temas tienen que ser abordados primero con [email protected] [email protected], con [email protected] [email protected], con [email protected] [email protected], con [email protected] [email protected] Y ahí discutimos y nos ponemos de acuerdo, y finalmente decimos: Bueno, estas Medidas que están planteando es cierto son necesarias, pero si las aplicamos así como ellos las están planteando, sencillamente se convierten en Medidas que afectarían todo lo que se ha venido construyendo.

Luego, hemos ido a negociar con el Fondo [email protected], Gobierno, [email protected], [email protected], y decirles: Está bien, pero la posición de Nicaragua como tal es que estas Medidas hay que aplicarlas de forma gradual, que es el Principio que hemos defendido, tomando en cuenta la fragilidad de nuestras Economías. Y hemos logrado encontrar comprensión a nuestros Planteamientos en los Organismos.

Esto explica el porqué Nicaragua ha lo-grado incluso resistir las crisis que han afectado con mayor fuerza otras Economías mucho más desarrolladas que la nuestra; ha logrado resistir y crecer un poco más, incluso en momentos de crisis.

Como les decía, ¿qué nos lleva a esta práctica, qué nos llevó a esta práctica? El convencimiento de que había que alcanzar la Paz en primer lugar en Nicaragua, que luego habría que avanzar en el Pro-ceso de Reconciliación entre [email protected] nicaragüenses, y de ahí saldría este Modelo, que es un Modelo ya, un Modelo que incluso tiene Rango Constitucional.

O sea, no es algo que, porque al Gobierno, al Ministro, al Presidente se le ocurrió llamar un día a [email protected] [email protected], a [email protected] [email protected] “vamos a platicar un poco”; les explico, pero después voy a hacer lo que yo considero hacer con mis Especia-listas... ¡No! ¡Ya es un Modelo que tiene Rango Constitucional!

Eso explica, diría yo, este Encuentro en Nicaragua, esta Reunión de [email protected] de Nuestramérica aquí en Nicaragua. Primera Reunión que se realiza aquí en Nicaragua con [email protected] de toda Nuestramérica, y con el Presidente de AACCLA, Thomas Kenna; con el Vicepresidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Neil Herrington. Fíjense, este es un Milagro que en estas circunstancias, en estas condiciones... ¡Imagínense! Bienvenido Tom. Bienvenido Neil. Bienvenidos.

Aquí está José Adán; Álvaro, que está al frente de AMCHAM ahora. Luego están Amy Holman, Subsecretaria de Políticas Comerciales, y John Andersen, Subsecretario de Comercio, de Estados Unidos de Norteamérica.

Nos acompaña la Embajadora Laura Dogu, a la cual le damos nuestros Saludos Especiales; y nuestro querido Hermano Carlos Gutiérrez.

Fíjense que este Encuentro es gracias al último Capítulo de la Historia que les acabo de contar. Si el Capítulo de la Historia de la Paz, de la Reconciliación, del Nuevo Modelo Integrador, no se hubiese logrado, esta Reunión no la estarían realizando ustedes aquí. Por lo tanto, esto hay que reconocérselo al Pueblo de Nicaragua, hay que reconocérselo a [email protected] [email protected] nicaragüenses, a [email protected] [email protected] nicaragüenses, a [email protected] [email protected] nicaragüenses; hay que reconocérselo al Cardenal Obando, a Jaime Morales; hay que reconocérselo al Reverendo Gustavo Parajón, que fue el Vicepresidente de la Comisión Nacional de Reconciliación, un Líder Evangélico. El peso que tienen aquí la Iglesia Evangélica y la Iglesia Católica es muy grande.

[email protected] sumamos esfuerzos para que se llegase a la Firma de la Paz, para que luego avanzáramos en el Proceso de Reconciliación, hasta entender que esta Nicaragua es de [email protected], y que teníamos que juntarnos [email protected] para seguir caminando, haciendo Nuevos Caminos, en beneficio de las Familias nicaragüenses.

Muchas gracias, [email protected] [email protected], por acompañarnos, y ya saben, esta es también su Tierra. Y felicitarlos porque ustedes están dando una señal clara de la importancia que tiene el Diálogo, la Integración, la Unidad, entre los Pueblos, para seguir avanzando en la Lucha contra la Pobreza, contra el Hambre; y por la creación de Empleos, de Puestos de Trabajo, y el Acompañamiento Social de las Inversiones, que es una práctica que hemos instalado en nuestro País.

Me están recordando que la Asociación de Cámaras de Comercio de Latinoamérica y el Caribe cumple 50 Años, así es que, ¡felicidades, felicidades!

Gracias. Buenas noches, y hasta pronto.