El siete de junio la Sala Mayor del Teatro Nacional Rubén Darío, presentará la primer ópera nicaragüense ”El Lobo y el Santo”, que cuenta con un amplio contenido social, porque hace un llamado a los nicaragüenses a ser más responsables en cuanto al cuido y uso de los recursos naturales.

Tras varias semanas de ensayos y ajustes, el elenco artístico que estará mostrando su talento bajo la dirección del maestro Mario Rocha, creador e intérprete de la misma, se encuentran preparados para dar lo mejor de sí en el escenario y trasladar su mensaje educativo a los amantes de la lírica nicaragüense.

“Mi llamado a través de la obra es a la reflexión y cuido del Medio Ambiente, instándolos a vivir en armonía con los animales, los árboles y todo ser viviente que nos brinda la Madre Tierra”, dijo.

“Recordemos que estamos viviendo momentos difíciles debido al cambio climático, el despale y otros factores que contribuyen a la extinción de nuestros recursos naturales, es momento de cambiar de actitud como humanos”, destacó Rocha.

La obra cuenta con más de 80 artistas en escena y un amplio equipo de producción, los que con mucho entusiasmo y a través de sus voces estarán trascendiendo en la historia de la ópera nicaragüense.

Como cantante nicaragüense me siento emocionada de participar en esta obra en la que estaré interpretando al personaje de la aldeana, la que desempeña un protagónico importante. La obra es un reto pues tiene un contenido moderno y educativo, pues queremos llegar al corazón de quienes nos acompañen”, refirió Lisbeth Berríos, artista.

Esta es una ópera excepcional porque estamos estrenando una obra importante para nuestro género artístico. El Lobo y el Santo recoge la historia de San Francisco de Asís, un gran defensor del medio ambiente y es un honor ser parte de este proyecto que ha venido floreciendo poco a poco en nuestro país”, expresó Elvin Vanegas, Director Escénico.