El equipo juvenil “Papuchos” de Nicaragua volvió a brillar en los engramados de la Liga “Gálvez” de Guatemala al coronarse campeón este fin de semana en la competición organizada por el Club-Vikingos. Directivos y dirigentes del club deportivo anunciaron que en agosto próximo estarán por Managua para celebrar otro campeonato, y para recibir una clínica ofrecida por el “BOER” y su manager Jorge Avellán.

No hay dudas que estos encuentros enlazan a los dos países hermanos: Nicaragua y Guatemala en aras de contribuir al desarrollo positivo en lo social, deportivo y cultural de pinoleros y chapines. “Estamos ansiosos por estar en Managua y admirar sus bellezas, y sentir su seguridad”, dijeron algunos de los muchachos enfundados en su uniforme: “Vikingos”.

La delegación nicaragüense fue magníficamente recepcionada en cuanto a alojamiento, alimentación, convivencia y amistad; lo que nos compromete a devolverles con creces todo su aprecio y cariño… o sea, que debemos un amor de doble vía. Todos los muchachos nicas y guatemaltecos le pegaron bien a la pelota, jugaron de maravilla a defensiva y corrieron las bases como venados perseguidos.

Hay que reconocer que nuestro lanzador chinandegano Epifanio Pérez (chaparrón) fue galardonado por su trayectoria como deportista formidable y su sencillez de hombre sabio. Epifanio es muy querido por los guatemaltecos que no dejan morir el beisbol. El embajador de Nicaragua en Guatemala, lanzó la primera bola para inaugurar el campeonato del “deporte rey”.

Papuchos

Papuchos

Papuchos

Papuchos

Papuchos

Papuchos