El Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía lamentó hoy la decisión adoptada por siete países de romper relaciones diplomáticas con Qatar y apeló al diálogo y a la cooperación como fórmulas para superar la crisis.

Una coalición, liderada por Arabia Saudita, y a la que se sumaron los Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Yemen, Egipto, Maldivas y uno de los tres gobiernos de Libia, anunciaron hoy la ruptura de relaciones y otras de carácter económico.

En su comunicado la cancillería turca señaló que la profunda inestabilidad que viven varios países de la región 'necesita más que nunca la solidaridad regional', por lo que apeló a 'los miembros del Consejo de Cooperación del Golfo, que tienen un papel importante para la paz, la seguridad y la estabilidad y con los que Turquía tiene una cooperación estratégica, resuelvan sus diferencias a través del diálogo'.

Al tiempo mostró el compromiso de Turquía, 'como actor responsable en la región y presidente actual de la Cumbre de la Organización de Cooperación Islámica', para implicarse en la búsqueda de 'una solución rápida a este desacuerdo entre países amigos y hermanos'.

Por su parte el canciller Mevült Cavusoglu aseguró que 'el diálogo debe continuar en cualquier circunstancia para que los problemas existentes se puedan resolver de manera pacífica', y aseguró que 'Turquía ve la unidad y la solidaridad entre los estados del Golfo como nuestra propia unidad'.

Consideró que la unidad entre los países de la región es importante para la lucha contra el Estado islámico, el radicalismo, la islamofobia y las luchas sectarias.