El XXI Foro Económico Internacional de San Petersburgo finalizó hoy con la firma de contratos por un volumen de 250 mil millones de rublos (cuatro mil 409 millones de dólares) y la participación de 130 países.

En el marco del evento que se inició el pasado jueves, se suscribieron al menos 47 acuerdos comerciales por el referido monto, anunció el gobernador de esta ciudad norteña rusa, Georgui Poltavchenko.

Durante el foro, el presidente Vladimir Putin llamó a unir esfuerzos con Occidente para enfrentar desafíos mundiales como el terrorismo y la proliferación nuclear; y también se reunió con importantes empresarios.

Entre las participantes en las mencionadas pláticas estuvo el jefe de la compañía British Petreloum, Robert Dadly, de Total, Patrick Poinne, y de Shell, Bena Ban Barden.

Además, el mandatario ruso dialogó con el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Sigmar Gabril, con quien abordó la cooperación energética, en una continuación del reciente encuentro en Moscú de Putin con la canciller federal Angela Merkel.

El foro también dio espacio para encuentros con socios estratégicos de Rusia como el caso de Cuba, cuyo ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, se reunió con titulares y hombres de negocio de este país.

Cuba está interesada en trabajar con una amplia gama de empresas rusas, incluido las pymes, señaló la víspera Malmierca a la prensa.

Tenemos un gran proyecto con Inter RAO, de más de mil millones de euros para construir generadores de electricidad, cuatro bloques de 200 megavatios cada uno, y trabajamos en el tema de los ferrocarriles con empresas como Sinara, RZD, y automotriz como Kamaz, destacó.

Unos 12 mil especialistas y 39 ministros de 26 naciones asistieron al foro económico en la llamada capital norteña rusa.