El Gobierno Sandinista, a través del Ministerio de Salud (MIinsa), desarrolló el Congreso Científico Internacional de Ambiente Espacial, Cambio Climático y Salud Humana, con el objetivo de profundizar el abordaje de estos temas de tal manera que se desarrollen mecanismos para enfrentar las afectaciones en la salud que traen consigo las variantes climáticas.

Nos hemos reunido para intercambiar experiencias y de esta manera identificar la relación del cambio climático y los ambientes espaciales con la salud. Estaremos abordando los efectos de las tormentas solares con la salud, tomando en cuenta que son pocos los estudios al respecto y por eso nos preparamos para ver si nuestro país tiene relación con dicho fenómeno”, destacó el doctor Carlos Cruz, Director de Servicios Médicos del Minsa, previo el inicio del encuentro.

Otros de los temas abordados fue el cambio climático y cómo los servicios de salud se han dispuesto para enfrentar los efectos del mismo.

minsa

“Estamos abordando temas de salud pero que implican a todas las familias nicaragüenses, por eso en conjunto con otras instituciones venimos trabajando para enfrentar los posibles cambios a los que tengamos que enfrentarnos producto de las variantes del clima”, añadió Cruz.

En el congreso participaron médicos nacionales y extranjeros, así como especialistas del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), quienes aseguran que Nicaragua se posiciona a la vanguardia en cuanto al análisis de todos los temas que tienen que ver con el cambio climático.

minsa

Estaré abordando el tema relacionado a los efectos del cambio climático en la humanidad, a través de una investigación realizada en la Universidad de Harvard. Pienso que la sociedad nicaragüense podría aprender del trabajo realizado sobre todo en aspectos que incluyen la economía y la salud”, manifestó Fabio Farías, de Universidad Federal de Alagoas, Brasil.

“Es importante que abordemos este tipo de temáticas en nuestro país y que el Minsa lo esté incorporando en sus estudios e investigaciones porque de esta manera se determinan los posibles impactos en la población. Somos uno de los países con gran ventaja en el continente porque desde 2009 contamos con un sistema de monitoreo y alerta, lo cual crea una base de datos que luego pueden ser utilizados para fortalecer los mecanismos de atención en salud”, manifestó el doctor José Milán, asesor científico de Ineter.