En el contexto de la presentación del Plan de Producción, Consumo y Comercio del ciclo productivo 2017-2018, la Policía Nacional dio a conocer los importantes resultados obtenidos del Plan de Seguridad en el Campo, desarrollado de enero a mayo del presente año.

El Subdirector General de la Policía Nacional, Comisionado General Francisco Díaz, informó que el Comandante Daniel Ortega Saavedra, ordenó a esta institución fortalecer el Plan de Seguridad en el Campo, a partir del mes de junio, hasta finalizar diciembre, 2017.

“El objetivo de este Plan de Seguridad en el Campo, va dirigido a proteger la vida, la integridad física; los bienes (cosechas, planillas de pago y otros) de productores y pobladores del campo”, explicó.

Indicó que el plan, contempla ejes claves, como garantizar el Orden Público, con acciones de Vigilancia y Patrullaje, Inteligencia Policial e Investigación Policial en el campo, donde se desarrolla el plan de producción.

“En los componentes se realiza vigilancia y patrullaje y resguardo de carreteras, caminos rurales, retenes, puntos de control, cierres comarcales y municipales departamentales, fincas, acopios, y traslados de cosechas”, sostuvo.

El jefe policial, refirió que también se garantiza la protección policial al traslado de dinero para pago de planillas a las fincas o acopios; la búsqueda y captura de los elementos circulados por delitos de peligrosidad.

“La desarticulación de expresiones delincuenciales que se dedican al robo con intimidación; robos de cosechas y abigeato. Además de detectar plantaciones de marihuana, principalmente en el sector montañoso”, dijo.

En este sentido, el Comisionado General Francisco Díaz, detalló que del 1 de enero hasta la fecha, la Policía ha recepcionado 408 delitos de abigeato; en 2016, en ese mismo periodo, había recepcionado 526; es decir que hay una disminución de 118 delitos de abigeatos.

“Hay 205 presos por el delitos de abigeato; 283 presos por robo con intimidación o asaltos; 129 abastecedores de drogas; 126 delincuentes capturados que estaban circulados por delitos relevantes”, precisó.

Además, la Policía Nacional ocupó 600 libras de marihuana; 300 plantas de marihuana, 10 kilos de cocaína; 582 semovientes; y 577 armas de fuego, destacando este Plan de Seguridad en el Campo como exitoso y encaminado a seguirse fortaleciendo.