El jefe de la Policía filipina, Ronald de la Rosa, cuestionó hoy la veracidad de informes de la agencia de inteligencia estadounidense SITE, donde se responsabiliza al grupo terrorista Estado Islámico por ataque a hotel de esta capital.

'Es demasiado pronto para concluir', dijo De la Rosa en una entrevista reseñada por el diario Philippine Daily Inquirer.

'Hasta ahora no se puede establecer el motivo del incidente, si es terrorismo o si es robo', agregó.

De la Rosa precisó que el atacante solitario, un hombre de aspecto extranjero, caucásico, fue visto por última vez en el segundo piso.

El jefe policial aseguró que no se reportó ningún incidente de toma de rehenes después de revisar todas las imágenes del interior del hotel.

Aunque aún no hay un saldo oficial de víctimas, la Cruz Roja de Filipinas indicó que al menos 25 personas resultaron heridas como resultado del tiroteo y las explosiones provocadas por hombres enmascarados.

El ataque al centro hotelero

Un hombre enmascarado ingresó en un centro turístico ubicado en Pásay, región de la Gran Manila, y abrió fuego en el casino ubicado en la segunda planta del complejo.

En el lugar se vivieron momentos de caos y desesperación y habría al menos unas 25 personas afectadas. Varias víctimas sufrieron serias lesiones al saltar desde la segunda planta del edificio atacado.

En las redes sociales circulan videos y fotografías de personas que se encontraban en el hotel momentos después de producirse el ataque.

Las unidades de emergencia atendieron rápidamente a los afectados y los trasladaron hasta los hospitales más cercanos de la ciudad.

Las fuerzas de seguridad filipinas acudieron rápidamente al lugar de los hechos. Durante varios minutos se escucharon disparos y explosiones provenientes del centro hotelero.