El alcalde de Corinto, compañero William Martínez, leyó la resolución tomada por los 13 concejos municipales de Chinandega, que declaran “Hijo Dilecto” al Cardenal Miguel, mientras el alcalde chinandegano Enrique Saravia en nombre del Concejo Municipal hizo entrega de las Llaves de la Ciudad.

Al homenaje se presentaron los alcaldes, vicealcaldes y concejales de los 13 gobiernos municipales, el Secretario Político del FSLN, Indalecio Pastora, monseñor Jaime Ramos, así como pobladores de todas las comunidades del departamento de Chinandega.

En la jornada celebrada en el teatro Rodrigo Callejas, el Cardenal Miguel pudo sentir el aprecio y cariño del pueblo chinandegano que le cantó las “mañanitas” a través del Mariachi Selecto y también en la prodigiosa voz del niño Joshua Sebastián Leyva, integrante de la orquesta Conservatoria Jairo Vega Salazar.

“Cardenal Gracias a Dios por Existir”, fueron las palabras con que fue recibido el alto prelado, quien agradeció el homenaje, recordando que días después que fue ordenado Cardenal por el querido Papa Juan Pablo II, visitó Chinandega.

El alcalde de este municipio subrayó muchos de los momentos en que la figura de su eminencia, fue de mucha importancia para lograr acuerdos entre las fuerzas políticas de Nicaragua, entre estos las diferentes tareas de mediación protagonizadas por el alto jerarca, llamado y reconocido por los nicaragüenses como “El Cardenal de la Paz”.

Durante la actividad, a su eminencia se le celebró su cumpleaños 86 y hasta se partió un pastel hermoso en color blanco, que fue repartido entre mucho de los asistentes que abarrotaron el teatro municipal.

“Gracias por el sueño realizado, por las esperanzas asumidas en el compartir de cada día. Gracias por el don de la Fe y la constancia y que no falte en su vida el amor, la ternura y el afecto, que sea su corazón una puerta abierta para acoger al más sabio y más humilde. Por este año nuevo de vida te ofrecemos esta plegaria”, dijo Monseñor Jaime Ramos al patentizarle al Cardenal Miguel, las muestras de cariño de las autoridades eclesiales del departamento.

“Usted como representante del Señor Jesucristo, le damos la gracia por estar aquí cumpliendo y celebrando con nosotros estos 86 años de vida, fructífera, de paz, tranquilidad que ha llevado a todos los nicaragüenses”, le dijo Saravia a su eminencia.

“Agradezco a Chinandega, todos las muestras de finezas que han tenido conmigo para celebrar mis 86 años. Ya son 86 años y tengo que dar gracias a Dios por los 86 años y gracias a ustedes porque realmente acoger. Chinandega siempre me ha acogido con mucho cariño, agradezco todas las atenciones”, dijo el cardenal.

En su mensaje al pueblo de Chinandega, su eminencia recordó que ha visitado todos los municipios, donde ha llevado el mensaje de paz y reconciliación, pero también cada uno de los programas sociales que restituyen derechos a la población.

“Siempre me han recibido con mucho calor humano, cuando me hicieron Cardenal en el año 1985 visité Chinandega y los chinandeganos me recibieron con mucha alegría y cordialidad. Este año Chinandega y toda Nicaragua se visten de fiesta para celebrar el 450 aniversario de la llegada de la imagen de la Virgen del Trono en el Viejo Chinandega. Chinandega es un pueblo Mariano, que ha trasmitido al pueblo de Nicaragua la devoción a la María Santísima en la Invocación de la Inmaculada Concepción”, refirió su eminencia al subrayar la enorme fe que tienen los occidentales hacia la Virgen María.