El Ministerio de Defensa de Rusia ha informado que durante esta semana, combatientes del grupo terrorista Estado Islámico han realizado dos intentos de huida desde la ciudad de Raqa hacia Palmira, acción que fue impedida por la aviación rusa.

Según el comunicado, un primer convoy de combatientes islámicos fue destruido el pasado 25 de mayo durante su intento por salir de la ciudad de Raqa, asediada por la coalición internacional liderada por EE.UU.

Además, en la noche del 29 de mayo, 3 grupos de terroristas que se movilizaban en vehículos intentaron salir de Raqa por varias carreteras hacia el sur aprovechando la oscuridad de la noche, pero fueron interceptados y eliminados por las aeronaves de la Fuerza Aérea rusa.

Hace algunos días, los representantes del Ministerio de Defensa de Rusia enfatizaron que los intentos del grupo terrorista de avanzar hacia Palmira "serán impedidos con contundencia". Las posibles rutas de salida de los yihadistas son sobrevoladas las 24 horas por drones rusos, mientras que aviones y helicópteros realizan operaciones de monitoreo para eliminar cualquier grupo de combatientes en la zona.