El Partido Laborista británico consiguió este jueves acortar a tres puntos la diferencia con el Partido Conservador de la primera ministra británica, Theresa May.

En la encuesta presentada por la firma YouGov, los laboristas del dirigente Jeremy Corbyn obtuvieron un 39 por ciento de apoyo, lo que representa un alza de tres puntos con respecto a la última encuesta, mientras que sus rivales conservadores bajaron un punto, hasta el 42 por ciento.

En abril, la diferencia entre las dos principales formaciones británicas era de casi veinte puntos.

A su vez, el sondeo, basado en la opinión de más de seis mil personas, ubicó a los liberaldemócratas con el 7 por ciento de respaldo, mientras que el Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) mantiene 4 por ciento.

Por otra parte, en otra consulta realizada por la firma, se vaticina que May no conseguirá la mayoría absoluta en las elecciones del 8 de junio. Según el estudio, la primera ministra perdería 20 escaños en la Cámara de los Comunes, mientras que los laboristas ganarían casi 30.

Para alcanzar la mayoría absoluta, un partido necesita 326 escaños, según el sistema británico. Al momento de disolverse el Parlamento a principios de mes, los conservadores tenían 330 escaños, mientras que los laboristas contaban con 229.