El Tululu, la celebración más esperada en Bluefields, fue el evento con el que se dieron por clausuradas las fiestas de mayo este último día del mes.

Expresando el orgullo de su cultura y la manifestación que los identifica en cualquier lugar donde vayan, los blufileños recorrieron, en el transcurso de toda la noche, las principales calles desde Old Bank hasta Punta Fría, dos barrios legendarios y ubicados a cada extremo de la ciudad.

tululu

La marejada multiétnica, representa la celebración del inicio de la temporada más fértil del año, pero también la unidad de los barrios históricos de la ciudad, aunque para muchos, es la muestra más clara de la Unión del pueblo de Nicaragua, representada aquí por afrodescendientes, mestizos y miembros de los pueblos originarios.

El pequeño Kimany Álvarez, fue ejemplo de la fuerza que tiene la sangre de su pueblo. "A mí me gusta mucho representar mi cultura. La cultura de todos los que estamos aquí presentes. Nosotros tenemos que bailarlo (el Tululu) cuando aprendemos a bailarlo", sostuvo mientras agitaba sus piernas y espalda baja al ritmo de música tropical.

tululu

A su vez Carmela Johns, homenajeada durante toda la ceremonia por ser Legendaria de Old Bank, aseguró que para concluir sus fiestas se lucen compartiendo la mayor exhibición de sus costumbres.

"Me siento orgullosa de ser de la Costa Caribe. Nosotros como legendarios fuimos rescatando el Palo de Mayo porque el Palo de Mayo estaba para atrás. Especialmente con el vestuario, con el baile", señaló, diciendo a la vez que el reconocimiento que recibió lo tiene bien merecido por haber trabajado durante doce años rescatando las creencias de sus ancestros.

tululu

A la muestra de baile, regida por timbales y trompetas, asistieron una cantidad alta de turistas extranjeros quienes también se contagiaron del ambiente festivo.

Desde Panamá, Petra Hernández, describió la emoción que sintió al participar por octava vez consecutiva en estas fiestas a las que identifica muy similares a los ritmos propios de su patria.

tululu

"Nos han recibido muy bien y agradecemos al pueblo de Bluefields. Venimos de Panamá, de una provincia que es Boca del Toro, donde también se baila el estilo de Palo de Mayo. Hemos aprendido del baile y hemos aprendido la cultura de aquí de Bluefields", comentó.

También fue el caso de Thomas Leslie, originario de New York, Estados Unidos, y quien llegó a Bluefields para ser uno más de los bailarines nocturnos que se abren paso a través de los arcos formados por los brazos de las personas, haciendo filas cuadra tras cuadra.

tululu

"Los norteamericanos somos malos, terribles para bailar pero acá me siento muy cómodo bailando. Algo he aprendido. Algo, Algo, alguito digamos", expresó el joven que prometió de ahora en adelante invitar a todos sus amigos a que formen parte de las emocionantes jornadas que se viven en el Caribe de Nicaragua.

tululu

tululu

tululu

tululu

tululu

tululu

tululu