Trece militares murieron hoy en la provincia de Sirnak, al sureste de Turquía, tras estrellarse el helicóptero en el que viajaban, pocos minutos después de haber despegado y al parecer debido a un fallo humano.

El comunicado militar señaló que la aeronave AS 532 Cougar, con 13 personas a bordo, se estrelló en el distrito de Uludere, cerca de la frontera con Iraq, tras chocar con los cables de una línea de alta tensión tres minutos después de haber despegado, en torno a las 19:40 hora local.

El aparatoso accidente causó un gran incendio, en el que perecieron todos los ocupantes.

Unidades de búsqueda y de rescate fueron enviadas a la zona y también el ministro de Defensa, Fikri Isik, se dirigió a la provincia de Sirnak tras conocer el incidente.