Una explosión en el centro de Kabul, capital de Afganistán, provocó este miércoles 80 muertos y 463 heridos, según cifras del Ministerio del Interior de este país.

"80 personas muertas y 463 personas heridas, estas son las cifras exactas que han sido recopiladas de todos los hospitales a los que se han trasladado víctimas", indicó en rueda de prensa en Kabul el viceministro de Interior para Asuntos de Seguridad, general Murad Ali Murad, citado por la agencia EFE.

De acuerdo a Murad el objetivo del ataque no era el lugar en que ocurrió la explosión, sino una ubicación "desconocida" a la que se dirigían cuando fueron "parados" por las fuerzas de seguridad.

El ataque fue llevado a cabo con un VBIED (Vehicle-borne Improvised Explosive Device), los conocidos como coches o camiones bomba con grandes cargas de explosivos en su interior, sobre las 08.30 hora de Kabul en la plaza Zanbaq, una de las más transitadas durante la hora punta de la mañana, cerca de varias embajadas como la de India, China, Francia, Irán o Alemania, y de los Ministerios de Interior y Defensa. Asimismo, la plaza está adyacente al barrio de Wazir Akbar Khan, donde se encuentra la entrada a la Zona Verde en la que el Palacio Presidencial y otras embajadas extranjeras, como la de Estados Unidos y Reino Unido, tienen su sede, reporta por su parte El Mundo.

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, ha informado a través de las redes sociales que un número indeterminado de empleados de su sede diplomática, muy próxima al lugar del atentado, han resultado heridos y uno de los guardias de seguridad afganos ha perecido a consecuencia de la explosión.

La ministra de Asuntos europeos francés, Marielle de Sarnez, ha explicado que su embajada también ha sufrido daños estructurales pero "aún no sabemos si hay que lamentar heridos o víctimas mortales". Por otro lado, la BBC ha informado que cuatro de sus periodistas han resultado heridos y uno de sus conductores, identificado como Mohammed Nazir, ha muerto en el ataque.

Las autoridades alemanas han afirmado que varios empleados de su embajada en Kabul han resultado heridos por la explosión, informa el diario israelí 'Haaretz'. Asimismo, la BBC informa que su conductor ha muerto y que cuatro de sus periodistas han resultado heridos.

La embajada India también "ha sufrido graves daños estructurales", según ha informado la ministra de Asuntos Exteriores india, Sushma Swaraj, que se encontraba en el interior de la embajada en el momento de la explosión. "Gracias a Dios todo el personal está a salvo ", ha añadido. Asimismo, el portavoz del ministerio de exteriores chino, Hua Chunying, ha explicado que su embajada tambié ha sufrido daños pero que no han tenido que lamentar ninguna víctima.

La embajada de Irán, también muy cercana a la plaza Zanbaq, ha quedado gravemente dañada pero no ha reportado heridos o víctimas mortales. El portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Bahram Qassemi, ha condenado el ataque y ha explicado que "en momentos tan duros como este la República Islámica de Irán siempre estará al lado de la gran nación de Afganistán".

El presidente afgano, Ashraf Ghani, ha tachado la matanza de “crimen contra la humanidad” al expresar su condena a través de la red social Twitter, afirma El País.

Ghani también ha condenado el ataque asegurando que "los terroristas siguen matando a civiles inocentes incluso durante el sagrado mes del Ramadán, un tiempo en que los musulmanes se dedican a las buenas obras y el rezo".

Asimismo, Ghani convocó una reunión de emergencia y ordenó a los órganos de seguridad que inicien una investigación exhaustiva sobre lo ocurrido, según informó el Palacio Presidencial en un comunicado.