Doña María del Socorro Rodríguez y su hija Arelys Castillo, son amantes de la moda y eso se nota cuando se observan las bonitas creaciones en vestuario que realizan para todo tipo de ocasión.

Ambas son la fuerza motriz de la marca Creaciones Coquito que por 22 años viene vistiendo a mujeres y niñas de los barrios del Distrito III de Managua. La calidad de sus diseños les ha permitido dar el salto en los Parques de Ferias que promueve el Gobierno Sandinista.

Doña Coquito cuenta que aprendió del arte de la moda de forma autodidacta, pues no necesitó de ningún curso para hacer sus primeros diseños que sirvieron para vestir a sus tres hijos, una mujer y dos varones.

“Desde chavala me gustaba la costura, empecé a confeccionar desde que mis hijos estaban pequeños, yo les confeccionaba su ropita y cuando mi hija mayor tenía 7 años, me fui al mercado a trabajar con una señora que solo hacia vestidos de novia, de 15 años y para damas, ahí fue donde agarré experiencia, aprendí de manera empírica, fue un don que Dios me dio a mí”, relata esta mujer que aconseja a otras a no tener miedo y luchar por sus sueños.

En esa tienda especializada en vestidos de novia, doña Coquito aprendió a perfeccionar los cortes de tela, así como los diseños con acabados muy finos que les permite sobresalir en el Parque Nacional de Feria.

Luego de muchos años de esfuerzo y horas que se extendían hasta en la madrugada, la vida le sonríe a esta humilde mujer Orgullo de mi País, que sueña en grande, tanto así que está ahorrando para abrir una tienda y comenzar a comercializar sus diseños por las diferentes plataformas digitales.

“Cuando vienen las mejores temporadas se involucra toda la familia, mis tres hijos, mi esposo, todos me apoyan para poder entregar los pedidos que me realizan, uno me ayuda en una cosa, el otro a poner botones, a cortar, a coser y de esa manera todos aportan”, asegura doña Coquito.

Usura Cero un gran apoyo para crecer

La mejor temporada para Creaciones Coquito es entre septiembre y diciembre, fechas cuando las parejas deciden unir sus vidas en matrimonio, llegan las graduaciones, las fiestas de 15 años y las comuniones. También hacen vestidos de noche, para cocteles y para ocasiones muy especiales.

Arelys asegura que el crecimiento que ha tenido Creaciones Coquito en los últimos meses se debe fundamentalmente a tres aspectos, el programa Usura Cero, el Parque Nacional de Ferias y la calidad de los diseños. Para acceder a ambos programas solamente bastó con acercarse al Ministerio de Economía Familiar y ahí la incluyeron como protagonista.

 

“El Parque Nacional de Ferias nos ha permitido que nos demos a conocer, ahí se vende, hay gente que nos hace encargo, nos preguntan si podemos hacer tal diseño y así hemos crecido en clientela”, dice Arelys.

Durante un tiempo Arelys trabajó fuera de casa en su profesión de administradora turística y hotelera, pero es tanta la demanda que tiene Creaciones Coquito, que decidió renunciar a su trabajo e involucrarse de lleno con la costura, a fin que su madre pudiera cumplir con sus clientes.

“Estamos pensando con la ayuda de Dios poner un local, pues con todo esto que nos hemos involucrado con el Parque Nacional de Ferias y con las capacitaciones que nos han dado, hemos agarrado más confianza para instalar una tienda y así ir emprendiendo con un negocio que nos permita crecer”.

Para lograr cada una de estas metas, Creaciones Coquito también está pensando en adquirir nuevas herramientas de trabajo, que les ayude a incrementar la producción de las prendas, pues la clientela se lo está demandando.