Reconocido como un orgullo para los caribeños, el poeta Carlos Rigby también fue homenajeado póstumamente en la ciudad de Bluefields.

En el Colegio Moravo de esta localidad, artistas, amigos y familiares rindieron tributo al intelectual caribeño.

Su hermano, Milton Rigby, notablemente conmovido por la pérdida, se declaró satisfecho y muy contento al saber que su pueblo ha homenajeado la memoria de Carlos.

"Yo sé que todo el pueblo está con mi hermano ahorita. Yo me siento bien de él y estoy orgulloso de él porque él es un hombre muy grandioso", señaló con los ojos enrojecidos e inundados de lágrimas.

Brigeth Budier, secretaria política de Bluefields, indicó que este homenaje fue realizado de corazón y con el objetivo de que la juventud sienta orgullo por sus raíces y la genialidad de su gente.

"(Que sepan) de que uno de los grandes ha nacido aquí en la Costa Caribe y de que la vida de Carlos es una vida de estudio. Sus poemas, su vida y su libro no terminado lo tenemos que continuar nosotros, cada uno de los costeños", señaló al tiempo que destacó su espíritu revolucionario.

Sus amigos artistas, músicos y poetas, valoraron su legado "no solamente porque en materia de poesía, la forma que el escribía y declamaba. Yo me atrevería a decir de que está sentando una escuela", apuntó el poeta Franklin Brooks, sobre el estilo de Rigby que se decantaba por el aspecto social.

La jornada dedicada a la memoria de Rigby estuvo marcada por nuestras de arte y religiosidad y en ella participaron los talentosos jóvenes del coro del Colegio Adventista de Bluefields.

rigby

rigby

rigby

rigby