El Instituto Nicaragüense de la Pesca y Acuicultura (Inpesca) otorgó la distinción “Orgullo de Mi País” a nueve madres de la comunidad Miramar (Puerto Sandino, León), quienes a lo largo de sus vidas han desarrollado un papel clave en el proceso artesanal de la pesca.

El Presidente Ejecutivo de Inpesca, Edward Jackson, quien presidió el acto de entrega de este importante reconocimiento, destacó que estas mujeres, además de ser madres han desempeñado un importante papel en la pesca.

“Por orientaciones del Presidente-Comandante Daniel Ortega y la Vicepresidenta-Compañera Rosario Murillo, hemos iniciado este programa Orgullo de Mi País, dando un reconocimiento a aquellas protagonistas que son emprendedoras y ejemplo de lucha y trabajo en su comunidad”, refirió.

inpesca

Preparan las redes o líneas de pesca

En este sentido, destacó que estas nueve compañeras trabajadoras de Miramar, son ejemplo a seguir por su sencillez, trabajo, emprendedurimos y dedicación a su familia, siendo parte fundamental dentro de ese trabajo que hacen desde la Comunidad de Pescadores y Pescadoras.

Al entregar también una nutrida canasta básica a las madres, Jackson destacó que en Miramar trabaja este grupo de mujeres que son “gavilleras”, y que preparan las redes, poniendo los anzuelos a las líneas, y limpian las costas, una vez que se les ha quitado las vísceras a los pescados.

Esa limpieza que se puede ver en las costas de Miramar, es gracias al esfuerzo de una comunidad que de alguna u otra manera, está encabezado por el esfuerzo que hacen estas mujeres”, manifestó.

inpesca

Es precisamente, por esa ejemplo y entrega, cumpliendo en su casa y en su trabajo, que estas mujeres trabajadoras en el proceso de la pesca han sido distinguidas como “Orgullo de Mi País”.

“La Esperanza” del Centro de Acopio

Una de esas mujeres luchadoras y trabajadoras es Esperanza Pérez Calderón, quien lleva 16 años trabajando en un Centro de Acopio de Productos del Mar, y que a pesar que enviudó hace 4 años, ha continuado trabajando y esforzándose para salir adelante.

Esperanza ha sabido aprovechar los beneficios fiscales que otorga este Gobierno, y hasta ahora tiene 16 pangas y alrededor de 40 pescadores que salen todos los días a faenar para garantizar el alimento de las familias nicaragüenses.

inpesca

“Las muchachas que vienen a trabajar todos los días (como gavilleras) son las que hacen posible que los pescadores vayan al mar. Ellas arreglan el anzuelo, para que los pescadores puedan ir a faenar a alta mar y traer este producto”, explicó Esperanza.

Indicó que son muchas las mujeres que han trabajado por años en este campo de la pesca, preparando hasta dos líneas por día, logrando obtener ingresos por el orden de los 400 córdobas para garantizar la manutención de sus hijos.

“Yo tengo de trabajar en este acopio 16 años. Trabajo con 40 hombres pescadores. Tratamos de trabajar en consenso; ellos ganan por producción, y mi trabajo es financiarles las lanchas, equipos y gasolina”, refirió.

inpesca

Quieren procesar tortas de pescado

La madre soltera Rosa María Vásquez se levanta desde las 4:30 de la mañana, para poder lograr preparar hasta dos líneas de pesca, y de esta forma ha logrado sacar adelante a sus dos hijos.

“Muchas de las mujeres que trabajan en esto, les traen el desayuno a sus esposos pescadores, porque estos trabajan de noche en el mar, y de esta forma todos nos ayudamos”, explicó.

Las emprendedoras, aseguran que al recibir esta distinción “Orgullo de Mi País”, han solicitado a las autoridades del Inpesca ser capacitadas para poder montar una pequeña empresa o cooperativa para elaborar tortas de pescado procesado, y continuar fortaleciendo la economía local de Miramar.

inpesca

inpesca

inpesca

inpesca

inpesca