El fideicomiso volvería a ser una figura ideal para aquellos que buscan financiamiento, gracias a la reforma de la ley que regula su uso, aprobada esta semana en la Asamblea Nacional.

El Diputado Walmaro Gutiérrez, Presidente de la Comisión Económica, explicó que los fideicomisos, principalmente en Nicaragua, son importantes herramientas que facilitan el crédito a tasas más accesibles y competitivas, debido a que, por la naturaleza de los bienes que son sujetos a ser garantía en estos casos, los intereses sobre el crédito disminuyen notoriamente.

Sin embargo, en la ley de fideicomisos, tal como se encontraba antes de la reforma, el fiduciario, generalmente los bancos, respondían primero con sus bienes y hasta el final podían acceder a los bienes del fideicomiso.

En ese orden, señaló que una de las consecuencias de esto es que hasta la fecha no se ha realizado un solo contrato de fideicomiso “porque ningún fiduciario está interesado en servir de fiduciario porque en vez de responder con la masa del fideicomiso, respondía con sus propios bienes”, dijo.

En ese orden, el legislador apuntó a que la reforma corrige este defecto de fondo en la ley, que aún continúa vigente mientras se publica esta reforma.

“En Nicaragua no era de mucho uso por esa naturaleza pero que en otras sociedades económicamente más desarrolladas es un elemento fundamental para reducir las tasas de interés, para aumentar el financiamiento productivo, para aumentar el financiamiento inmobiliario y que las personas establezcas fuentes de garantías a los dueños de bienes”, observó.

El fideicomiso es una figura en la que el titular de bienes se los transmite a un segundo, para que éste último lo administre en carácter de propietario y con el resultado de esta gestión se honre una obligación. De no honrarse estas obligaciones, la ley mandaba al administrador del bien a pagar de su propio patrimonio antes de resolver la masa del fideicomiso.

Durante la sesión, también fue ratificado por unanimidad a José Adán Aguerri, Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, como miembro de la Junta Directiva del Banco Central de Nicaragua.