La Dirección General de Normas de la construcción y Desarrollo Urbano (DGNCU) del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), tiene la misión de velar que los materiales de construcción que son elaborados dentro y fuera del país, cumplan con las especificaciones que están estipuladas en las normas y estándares de calidad.

En lo que va del año esta dirección ha realizado 2,047 pruebas de ensayos a los diferentes materiales por mencionar algunos están; los bloques, adoquines, acero, cemento, mezcla asfáltica, entre otros.

Así mismo esta área ejecuta inspecciones a los fabricantes de bloques y adoquines, distribuidores de acero de refuerzo, fabricantes de cemento y urbanizaciones.

Dichos estudios son para la aprobación de la calidad de materiales de construcción que son elaborados en distintas empresas que fabrican materiales, de igual forma se realizan pruebas de ensayo en diferentes proyectos de infraestructura ejecutados por el MTI.

En cada obra vial ejecutado por el Ministerio, Normas de la Construcción verifica in situ que la estructura de pavimento cumpla con las especificaciones, entre estos podemos destacar los que se ejecutan actualmente; Puente Monte Fresco en el kilómetro 13.5 de la carretera norte, Puente Acuapa en Ocotal, Puente El Naranjo en San Juan del Sur.

En lo que respecta a la importación de materiales de acero de refuerzo, al país han ingresado más de 16 mil toneladas procedentes de Guatemala, El Salvador, Costa Rica, México y China.

Cabe destacar que los técnicos que laboran en el laboratorio, están capacitados para el manejo de equipos en el procedimiento de cada prueba según las normas, datos de ensayos de laboratorio y campo, también para la elaboración de informes de resultado.

El laboratorio instalado en el MTI está capacitado para realizar unas 10 mil pruebas en el año y cuentan con una de las maquinas más actualizadas para la ejecución de estas pruebas.

Dentro de las licencias de operaciones y actualizaciones se han emitido en lo que va del año 2017 un total de 1,750.

Este es un trabajo orientado por el gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional al MTI para garantizar que las familias Nicaragüenses tengan la oportunidad de construir sus viviendas con materiales de calidad.