Con una solemne eucaristía y una procesión por las principales calles del barrio Altagracia, la Escuela Normal María Mazzarello celebró a María Auxiliadora.

Luego de la misa, los jóvenes de quinto año dedicaron un canto a la Virgen y posteriormente participaron de una procesión en honor a María Auxiliadora.

Los estudiantes también destacaron que es una celebración para recordar con amor a la exdirectora de esta Escuela, Sor Emilia Rachela (Q.E.P.D), y para pedir a la Virgen que los guíe por el buen camino.

La solemne Eucaristía estuvo a cargo del padre Martín Cantarero, quién resaltó en su mensaje que se reconoce en María un modelo y una propuesta actual de cómo se debe vivir el Evangelio, hoy y en todo tiempo.

"Pedimos al buen Dios que acepte nuestras súplicas, y nuestras ofrendas, pidiendo a Jesús que nos conceda la paz, el amor y respeto; todos esos valores para que la iglesia sea una antesala del Reino de los Cielos".

Sor María de los Ángeles Bonilla, destacó que en la iglesia a María se le conoce con varias advocaciones. La advocación de María Auxiliadora nació como auxilio potente de María en los momentos más difíciles que ha tenido la iglesia.

Los alumnos de quinto año desarrollan la decoración y organizan todo para que los estudiantes se animen a participar.

La joven Katerine Rodríguez, dijo que "cada 24 de mayo celebramos la fiesta mariana en honor a María Auxiliadora; y este año los alumnos de quinto son los encargados del evento, haciendo honor también a Sor Emilia, para que ella esté alegre y contenta".

"Estamos contentos de estar todos reunidos en la celebración de la Madre Santisíma y sobre todo aportar con  la decoración en amor a la Virgen", expresó Grethel Herrera.

La estudiante Eduarda Blandón, afirmó que "siempre vivimos con amor y devoción esta celebración a María, y aunque en este año guardamos el luto de Sor Emilia, siempre le pedimos a la Madre Santísima que ella sea nuestra guía".