El papa Francisco y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reunieron hoy en el Vaticano durante 27 minutos y después procedieron a la entrega de regalos y a la presentación de la delegación estadounidense.

La reunión privada comenzó a las 08H33 hora local (6.33 GMT) y duró solo algo más de la veintena de minutos que suelen durar las conversaciones del papa con los jefes de Estado y Gobierno que le visitan.

Luego del ceremonial del intercambio de regalos y la presentación de la delegación, de la que forman parte su esposa Melania, su hija mayor, Ivanka, y su yerno, Jared Kushner, Trump se reunió con el Secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin.

El presidente partió a primera hora de la mañana de Villa Taverna, donde se alojaba la delegación estadounidense, y llegó al Patio de San Dámaso del Vaticano a las 08H20 hora italiana (06:20 GMT) en medio de fuertes medidas de seguridad y un cortejo presidencial de medio centenar de vehículos.

Trump llegó acompañado de su esposa, Melania, con vestido negro, el pelo recogido y ataviada con una mantilla corta negra, y fueron escoltados por la Guardia Suiza a los apartamentos pontificios.

Después, el presidente estadounidense entró solo en la llamada Sala del Tronetto, anexa a la Biblioteca Privada, donde se produjo el saludo con Francisco.