Con la participación de representantes de 25 países, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) inició este martes en Managua el octavo encuentro para intercambiar experiencias relacionadas a información destinada a prevenir problemas de salud en la población.

Durante la instalación del evento, la representante de la OPS en Nicaragua, doctora Socorro Gross, dijo que la información no solamente se capta a nivel de gobierno, sino que también a través de las comunidades.

“Es un cambio de enfoque (en la recopilación de la información) y así poder aportar a la nueva agenda de desarrollo sostenible que fue lanzada en el 2016”, dijo.

Agregó que esa agenda está enfocada a la universalidad, al derecho, a la equidad y no dejar a nadie atrás, “por lo tanto requieren los sistemas de información la búsqueda más allá del dato sobre las causas que permitan hacer intervenciones y así poder hacer cambios y mejorar la atención a nuestras poblaciones”.

La Ministra de Salud, compañera Sonia Castro, dijo que para Nicaragua es importante conocer este sistema al tiempo que recordó que el Comandante Presidente Daniel Ortega y la Compañera Vicepresidenta Rosario Murillohan insistido que una información (que se produjo) hace dos días no sirve”.

Tiene que ser una información lo más real en el momento que sucede y para esto la red comunitaria nuestro tendido político, los gabinetes de la familia que nos informan, porque si hay un brote de diarrea porque se comieron una cuajada en mal estado, hemos actuado inmediatamente y así salvar vida”, dijo.

Precisó que el trabajo no se centra en las estadísticas formales de quienes van a consultas (médicas), sino que este sistema comunitario de información “es una fortaleza con nuestro gobierno en todos los aspectos".

Recordó que en Nicaragua hay más de 60 mil brigadistas “que nos comunican, son vigilantes comunitarios en salud que permiten fortalecer el sistema”, añadió la doctora Castro.

Indicó que este encuentro de la OPS es importante porque Nicaragua va a mostrar lo que está haciendo, “pero también para aprender lo que están haciendo otros países para mejorar esa información y de esa manera poder tener algo fuerte y sólida una estadística para ver lo que pasa en la salud”.