Los trabajos de escombreo y limpieza en el área afectada por el incendio del pasado 14 de mayo, continúa realizándose, para después construir un nuevo galerón que brindará mayor seguridad a los comerciantes.

Y mientras decenas de trabajadores de la Alcaldía de Managua están en esa ardua labor, la Corporación Municipal de Mercados de Managua, trabaja junto a los comerciantes en el reordenamiento de las principales calles, a fin de permitir el ingreso de unidades de los servicios de emergencia en caso de ocurrir otro siniestro.

Los comerciantes están de acuerdo en que las calles principales sean ordenadas para evitar otro siniestro, igual esperan que la empresa distribuidora de energía Disnorte, sea más ágil  en el tema de legalizar los servicios, pues las conexiones eléctricas siguen siendo la causa principal de los incendios.

“Para nosotros es mejor que se ordene, así la gente viene con mayor confianza al mercado a comprarnos. Si no lo ordenan hoy, no lo van a ordenar nunca”, dijo la comerciante Rosario Baltodano.

Añadió que un mercado ordenado ayudará a evitar más incendios, se podrá atender con mayor agilidad una emergencia. Considera que se debe ordenar la calle principal, así como las que recorren el sector del Distrito Uno de la Policía.

Alguien que está decidida a surgir como el Ave Fénix, de las cenizas, es la comerciante Juana Francisca Matamoros, a la que vimos limpiando su tramo, cuya mercadería de ropa fue robada por personas inescrupulosas que se aprovecharon de la emergencia.

“Yo empecé del suelo y así voy a volver a empezar como el Ave Fénix, lo importante es no dejarse vencer. Si se va a dar el reordenamiento que se empiece desde las entradas, porque de nada sirven que nos ordenen aquí, si allá (señala) va a estar desordenado”, dijo

Añade que se debe ordenar la calle principal que inicia en el Gancho de Caminos y concluye en la zona de la Iglesia El Calvario.

“Si se logra el reordenamiento, nos beneficia en las ventas, en todo nos beneficia. Es una buena idea ordenar las calles principales”, concluyó Matamoros.