El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ofreció sus condolencias por el ataque terrorista que causó 22 muertos y 59 heridos en el estadio Manchester Arena y reiteró la disposición de cooperar con el Reino Unido en la lucha antiterrorista.

El presidente ruso, según el comunicado oficial, condenó el crimen y expresó la confianza en que sus autores tendrán el castigo merecido.

Asimismo, el mandatario ruso confirma la voluntad de intensificar la cooperación antiterrorista con el Reino Unido.

Una explosión que tuvo lugar el 22 de mayo por la noche en Mánchester tras un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande en el estadio Manchester Arena se saldó con 22 víctimas mortales, entre ellos varios niños, y 59 heridos, según la policía local.

Por el momento, todo apunta a que el ataque fue obra de un terrorista suicida que murió en la escena al detonar un artefacto explosivo no identificado.

La policía dice que el objetivo prioritario ahora es establecer si el atacante actuó solo o era parte de una red terrorista.