A solo días para que la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) emita su informe anual sobre sus proyecciones para la próxima temporada de huracanes, que comienza el 1 de junio, la empresa privada The Weather Company lanzó su pronóstico para el área del Atlántico que incluye el posible desarrollo de 14 tormentas, siete huracanes nombrados y tres huracanes que podrían alcanzar o sobrepasar vientos sostenidos de más de 111 millas por hora.

El pronóstico emitido por The Weather Company a mediados de mayo supera las proyecciones que hicieran en abril debido a dos factores principalmente: a la presencia de temperaturas más cálidas en la superficie del Mar Atlántico, lo que anteriormente se ha correlacionado con temporadas más activas, y a la posibilidad del desarrollo de El Niño para el verano. Esto último sigue siendo una incertidumbre.

Según expertos en la materia, El Niño podría regresar en algún punto durante la temporada de huracanes. Las probabilidades para este desarrollo, sin embargo, son de menos de un 50%, según la NOAA.

Este fenómeno ocurre entre cada tres y siete años. Se trata del calentamiento anormal de la superficie del mar en aguas del océano Pacífico este, lo que repercute en el clima de muchas partes del mundo al elevar las temperaturas, lo que resulta hostil para el desarrollo o mantenimiento de ciclones tropicales.

Estudios han demostrado que el número de tormentas tropicales y huracanes se reduce durante el año de El Niño. Sin embargo, aun con la presencia de este fenómeno se han desarrollado fuertes ciclones tropicales.

Por su parte, el pronóstico de los expertos Michael M. Bell y Philip J. Klotzbach, de la Universidad de Colorado, contempla una temporada de huracanes “ligeramente por debajo de la media”, debido también al posible desarrollo de El Niño. “El Océano Atlántico Tropical se ha enfriado anormalmente durante el último mes y el Océano Atlántico Norte está relativamente frío…anticipamos una temporada por debajo de lo normal para el desarrollo de huracanes mayores que toquen tierra a través de la costa de los Estados Unidos y el Caribe”, lee el informe emitido el pasado 6 de abril.

“Estas temperaturas frías anormales tienden a forzar condiciones atmosféricas menos propicias para la formación de huracanes y su intensificación”, agrega el documento.

Bell y Klotzbach estimaron el desarrollo de 11 tormentas, cuatro huracanes nombrados y dos huracanes que podrían alcanzar o sobrepasar la categoría 3.

Las probabilidades para que un huracán toque la costa de Estados Unidos es de un 42%. Mientras, que para la costa este, incluyendo la península de Florida, es de un 24%.

En cuanto a las posibilidades de que un huracán de alta intensidad (categoría 3, 4 o 5) afecte el Caribe, el informe las estima en un 34%.

A pesar de los bajos pronósticos, tanto los expertos de The Weather Company como los de la Universidad de Colorado, hicieron hincapié en la necesidad de que toda persona que viva en áreas propensa

La NOAA va a emitir sus pronósticos iniciales el próximo jueves, 25 de mayo, en una conferencia de prensa a celebrarse en College Park, Maryland.