Al menos 35 personas han muerto en distintos atentados con bomba reivindicados por Daesh en Bagdad y en el sur de Irak, informan fuentes oficiales.

En Bagdad, la capital de Irak, se ha producido un doble atentado. 24 personas han perdido la vida cuando un suicida al volante de un coche bomba se empotró contra un puesto de control en la zona meridional de Abu Dashir y, poco después, otro suicida detonó su carga explosiva contra una comisaría cercana, ha informado este sábado una fuente del Ministerio de Interior iraquí.

El doble atentado ha provocado además 20 heridos, precisa la fuente, añadiendo que también resultaron dañados varios vehículos y edificios.

En la provincia meridional de Basora, un terrorista ha atacado con un coche cargado de artefactos explosivos un punto de control de las fuerzas de seguridad iraquíes cerca del campo de petróleo de Al-Ramila. Al mismo tiempo, otro coche bomba explotaba cerca de las instalaciones petroleras en la misma región. En total, 11 personas han fallecido y 30 resultado heridas.

En un breve comunicado, el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) ha reivindicado la autoría del doble atentado de Bagdad. Fue obra de dos de sus combatientes identificados como Abu Al-Sahaba al-Faluyi y Abu Yihlad al-Yamili.