Con las lluvias aumentan las probabilidades de formación de criaderos de mosquitos, razón por la que las autoridades del Ministerio de Salud (MINSA) continúan llevando a cabo las jornadas de lucha anti epidémicas en los barrios de la capital.

El doctor Lester López, director del Centro de Salud Carlos Rugama ubicado en el Barrio Eduardo Contreras, donde se atendieron 150 viviendas, señaló que lo más importante es inspeccionar de manera continua las casas con lo cual se evitará la presencia de mosquitos y por ende la proliferación del dengue, zika y chikungunya.

“Siempre solicitamos la participación de las familias en esta labor preventiva, recordemos que lo importante es eliminar los posibles criaderos y permitirnos realizar la fumigación, con la que se elimina la forma adulta y con la limpieza se eliminan las pupas y larvas. Siempre debemos de estar pendientes que los barriles donde se almacena agua estén cubiertos, así mismo no dejar que el agua de lluvia se almacene en tapas de bebidas, cáscaras de huevo u otros recipientes”, destacó.

El barrio Eduardo Contreras es un sector en el que las familias siempre están alertas y atentas a las orientaciones del Minsa, tomando en cuenta que su prioridad es garantizar la salud de los niños y adultos mayores, quienes están más expuestos a las enfermedades.

“Me parece bien que vengan a fumigar con frecuencia porque los zancudos desaparecen, también limpiamos la casa, barremos el patio, lavamos los barriles y tratamos de no mantener agua estancada”, destacó Rosa Aguirre.

“En todas las casas hay niños y ancianitos por eso esta comunidad siempre permite que los brigadistas fumiguen las casas y tratamos de mantener la casa limpia, no dejamos que el agua se estanque porque de ahí salen los zancudos y con ello las enfermedades. La higiene es lo principal para tener salud”, manifestó Albertina Chavarría.