Moisés Isidro Lazo, el vigilante señalado por vender ilícitamente energía a comerciantes del Oriental, situación que provocó el incendio del pasado domingo, deberá permanecer en prisión mientras el proceso en su contra se resuelve.

La medida fue impuesta por la Juez Noveno Penal de Audiencias de Managua doctora Idania Gallardo, luego de conocer la relación de hechos presentados por la fiscalía.

Los delitos por los que se acusa a Lazo son aprovechamiento ilícito del fluido eléctrico en concurso real con incendio. El delito principal de aprovechamiento está penado por las leyes nicaragüenses con prisión de 4 a 8 años y se considera un delito grave según la fiscal Mirna Siles.

El acusado señaló a una tercera persona a la que identificó simplemente como Ligia, quien tendría un arreglo de servicio “pre-pago” con la empresa distribuidora de energía.

Entretanto las hermanas del presunto responsable, Martha y Kenia Lazo, presentes durante la audiencia, desconocieron la práctica ilícita de distribuir la energía eléctrica entre los distintos comerciantes del popular centro de compras.

Al mismo tiempo indicaron que su consanguíneo no es cuidador del galerón incendiado sino más bien de una de las calles aledañas.

La audiencia preliminar será celebrada este próximo 28 de mayo a las 10:00 am. El incendio que ocurrió en horas de la madrugada del pasado domingo habría consumido más de 208 tramos del mercado oriental, las perdidas, aunque no se han contabilizado de manera precisa, se consideran millonarias.