El Grupo Ford estudia deshacerse de un 10 % de su fuerza laboral en todo el mundo como parte de una serie de medidas para reducir sus costes, informaron hoy medios de comunicación estadounidenses.

Según estas informaciones publicadas, Ford prevé diversas medidas para reducir sus costes y la eliminación de hasta un 10 % de su plantilla podría suponer el despido de unas 20.000 personas. El grueso de los despidos se producirían fuera de Estados Unidos. Sin contar el personal de oficina, el Grupo Ford emplea en este país unas 57.000 personas.

En un comunicado, la compañía Ford afirmó que no han anunciado ninguna acción en relación a la eficiencia del personal y "tampoco comentamos sobre especulaciones".

La filtración a los medios de comunicación de los planes para reducir costes y plantilla se produce pocos días después de que el presidente de Ford, Mark Fields, se enfrentase a críticas de miembros del consejo de administración y accionistas de la empresa por su gestión.

Ford ha advertido de que este año la rentabilidad de la empresa será inferior a la del año pasado por el aumento de las inversiones en vehículos autónomos y eléctricos, así como por la diversificación a servicios en movilidad.

A pesar de que el año pasado Ford tuvo su segundo año de más beneficios, con 10.400 millones de dólares antes de impuestos, en el primer trimestre de este año las ganancias se redujeron un 35 %. Los accionistas también culparon a Fields del pobre rendimiento de las acciones de la compañía desde que se hizo con la dirección del fabricante.

Desde que Fields fue nombrado consejero delegado del Grupo Ford, las acciones de Ford han perdido un 36 % de su valor a pesar de los beneficios récord del fabricante.

La situación de Ford se agravada si se compara con otras compañías estadounidenses, ya que General Motors (GM) aumentó sus beneficios en el primer trimestre un 34%, y el valor de sus acciones de GM se sitúa en 34,22 dólares, un 12% más que hace un año.

El mes pasado, la capitalización bursátil de Tesla, el fabricante de automóviles eléctricos de lujo, superó por primera vez a la de Ford, el segundo fabricante estadounidense de automóviles, al alcanzar 53.040 millones de dólares frente a los 43.960 millones de dólares de Ford. En la apertura de los mercados hoy, las acciones de Ford volvieron a perder valor, un 0,14%, y cotizaban a las 11.00 hora local (15.00 GMT) a 10,93 dólares.