Las autoridades municipales en acto público realizaron la entrega de reconocimientos a mujeres emprendedoras del municipio de Granada, quienes con el pasar de los años han logrado establecer sus negocios y dinamizar la economía en la ciudad, convirtiéndose en ejemplo para otras mujeres.

Las entregas de reconocimientos es parte de la campaña Orgullo de Mi País, impulsado por el Gobierno Sandinista, en reconocimiento al esfuerzo y dedicación al emprendimiento de los pequeños y medianos empresarios, quienes han venido estableciendo sus marcas, con la calidad de sus productos.

En el acto realizado en la Plaza de la Antigua Fortaleza la Pólvora, la Alcaldía del Poder Ciudadano de Granada, entregó reconocimiento a las señoras Violeta Mena, propietaria de Dulcería el Encanto; María Auxiliadora Flores, propietaria de “Encurtidos Chilito” y Rosa Fuerte, propietaria de Dulcería la Miel.

“Es una labor que ustedes han heredado de sus familias, y le han dado continuidad, les han dado vida, amor, a esas pequeñas empresas que ustedes dirigen. A Granada les han dado un privilegio, porque no hay turista nacional o extranjero que pase por la ciudad y no deposite en sus empresas”, manifestó Arturo Correa, Vice alcalde de Granada.

Las homenajeadas recibieron los reconocimientos con mucha alegría y cariño, expresando las gracias al gobierno por ese gesto de reconocer el esfuerzo por mantener sus negocios por muchos años, entre ellos "Dulcería la Miel”, propiedad de la señora Rosa Fuerte, quien lleva 50 años de estar al frente de su dulcería.

María Auxiliadora Flores, de “Encurtido Chilito”, es una comerciante que por muchos años ha ofrecido en el Mercado de Granada, el tradicional y exquisitos encurtido, así como otros productos naturales, lo que le ha permitido ser una de la más reconocida en esta rama. Ella junto a varios comerciantes que la acompañaron en el recibimiento del reconocimiento se mostraron contentos.

“Mis hijos y mi marido, me han ayudado a formar mi negocio. Me siento muy agradecida por haberse acordado de mí, por haberme dado este reconocimiento gracias a Dios y al gobierno”, dijo Flores.

Por su parte la señora Violeta Mena, propietaria de Dulcería el Encanto, dijo que son más de 100 años los que tiene de existir su negocio en la ciudad de Granada, herencia que se mantendrá vigente con las nuevas generaciones, por lo tanto agradece al gobierno por entregarle este reconocimiento.