Valoró que detrás de esas voces que piden no reconocer el fallo, se encuentra la clase dominante colombiana que demuestra una actitud arrogante e imperialista.

“Esa actitud es la arrogancia de la clase dominante española que tiene pretensiones expansionistas desde siempre, ellos incluso no han renunciado a reclamar el Caribe nicaragüense como propio alegando que las cédulas de la corona española le otorgaban esos territorios”, declaró Grigsby.

Agrega que a pesar de esa arrogancia imperial colombiana, el tema de la sentencia de la CIJ tendrá que llegar a un nivel en el que el gobierno de Juan Manuel Santos acepte el fallo.

“En este momento están ardidos y creo que hay que atender que Santos está en un complicado proceso interno en las negociaciones con la guerrilla y creo que para evitar tener abierto los dos flancos, se va a mantener cerrado con Nicaragua mientras dure las conversaciones con las FARC, pero después yo creo que va a terminar aceptando el fallo, porque no tiene no tiene otro remedio”, opinó.

Aseguró que al mantener la actitud de rebeldía, Colombia está diciendo al mundo que no le importa el derecho internacional, posición muy peligrosa para esa nación y para la comunidad internacional.

“Esto es nefasto (no acatar fallo) pero incluso perjudica intereses de aliados de ellos, por ejemplo Chile y Perú están en un conflicto en la Haya ¿y qué les está diciendo?...no vayan a la Haya mátense y váyanse a la guerra, eso es lo que está diciendo, la Haya está para evitar conflictos armados, nosotros acudimos a la Haya para evitar un conflicto armado y ganamos el juicio”.

Actitud de Nicaragua es magistral


Considera que la actitud tomada por el Gobierno de Nicaragua y particularmente la del Comandante Presidente Daniel Ortega Saavedra “es magistral, es la actitud de un estadista”.

También valoró de importante el mensaje del comandante Daniel a los pobladores y pescadores de archipiélago de San Andrés, Providencia, a quien les dijo que podrían seguir pescando “porque a Nicaragua lo que más le interesa son los seres humanos y los seres humanos de San Andrés tienen derecho a seguir pescando”.   

Igual de importante es el mensaje que envió al mandatario colombiano, a quien le pide calma y prudencia con las decisiones a tomar durante se conoció el fallo y los días posteriores al mismo.

Criticó a un político nicaragüense que durante una entrevista a un telenoticiero de Managua, mencionó que Nicaragua debe dialogar con Colombia porque no tenemos barcos de guerra.

“Me parece lamentable (esas afirmaciones) nosotros no tenemos nada que negociar, aquí solamente se tiene que aplicar el fallo, eso es todo, lo que tenemos que hacer es ponernos de acuerdo para las zonas de pescas comunes, eso es todo pero no tenemos nada que negociar”.

También pidió a los embajadores extranjeros a no dar consejos sobre este tema, “esto simplemente es aplicar el fallo de la Haya”.