Las familias de la comunidad San Isidro de la Cruz Verde, en Managua, celebraron a su Santo Patrono, reconocido por sus bendiciones para con los agricultores.

Con mucha devoción las familias devotas participaron en una Eucaristía presidida por el sacerdote Boanerges Carballo, párroco de la Iglesia de San Isidro.

Durante la homilía, el religioso se refirió al ejemplo de San Isidro, un hombre que trabajó y cumplió con los mandamientos de Dios, así como su entrega con el trabajo en el campo y por ello es reconocido como el patrono de los agricultores.

“San Isidro era un hombre casado y dedicado al trabajo en el campo por eso se le llama San Isidro Labrador, siendo un hombre de condiciones humildes y nobles amó la palabra de Dios y por eso Dios lo bendijo y le concedió la gracia de hacerlo Santo y nosotros como iglesia lo celebramos como el patrón de los agricultores”, manifestó Carballo.

El patronato de San Isidro debe representar para la comunidad católica un ejemplo de respeto y convivencia con la naturaleza, razón por la que el religioso instó a los creyentes a ser responsables y cuidar los recursos naturales.

“San Isidro nos recuerda a todos al igual que el Papa Francisco, el cuido de la casa común, la naturaleza, para ello debemos de dejar de tirar basura en las calles, porque de esta manera evitamos a su vez enfermedades. Debemos ser responsables y amar nuestras comunidades para que juntos vivamos en tranquilidad”, añadió.

Las familias muy contentas destacan que su Patrono les acompaña en cada día y les permite salir adelante, por esa razón dan gracias a los favores concedidos a través del pago de promesas como son cargar la imagen durante la procesión, compartir alimentos con la comunidad y bailarle al ritmo de los filarmónicos.

“Son cuatro años los que tengo de cargar a San Isidro, es para mí un orgullo hacerlo porque es un santo milagroso que me permite contar con un hogar, un buen trabajo y sobre todo tener salud para cuidar de mis hijos”, manifestó Marisol Castañeda.

“Toda la comunidad se llena de alegría en la celebración de nuestro patrono, acá muchos somos testigos de esos grandes milagros de sanidad y por eso es que le agradecemos y le respetamos. En mi familia siempre compartimos bebidas con los que acompañan al santo en su procesión porque es una manera de pagarle sus bendiciones”, refirió Roberto Blandón.