Dieciocho colegios parroquiales de Managua, recibieron desde el colegio St. Augustine, a la imagen de la Santísima Virgen de Fátima, en su segundo día de peregrinación en Nicaragua.

En el centenario de la aparición de la Virgen de Fátima a tres niños en Portugal, miles de nicaragüenses le piden y agradecen por los favores concedidos.

El padre Javier Pérez, de los Heraldos del Evangelio, explicó que el llamado es a pedirle para que bendiga a todos en Nicaragua.

"Hoy estamos en el Colegio San Augustine para reunirnos con estudiantes que van a homenajear a Nuestra Señora; es una alegría poder participar en este centenario en la ciudad de Managua", expresó.

"La imagen peregrina ha estado en varios países derramando sus gracias, tocando los corazones, llamando para la conversión, para la oración para un cambio de vida donde tengamos siempre presente que nuestro corazón va estar puesto hacia el Señor", indicó.

"El mensaje que trae a Nicaragua es un mensaje de oración y de conversión porque una conversación es un verdadero milagro; ver que un persona abandoné el pecado y se abrace a la virtud entonces ella hará muchos milagros en los corazones que la aman y la reciben con entusiasmo", dijo Pérez.

La joven Gabriela Arana, docente del colegio Sagrada Familia número dos, expresó que la visita de la Santísima Virgen de Fátima es un llamado de obediencia.

"Es una maravillosa experiencia porque nos llama a amar y creer en la Virgen y su presencia nos invita a enamorarnos más porque el hacer el Sí de María es hacer un sí de obediencia en las casas, con nuestros padres, en los colegios", dijo Arana.

"La oración es muy importante porque si nosotros vivimos una vida de oración tendremos una vida llena de paz, llena de amor, quizá en el transcurso del día vamos a vivir algún conflicto, pero teniendo una vida en oración podemos llegar a la paz", agregó.

Por su parte, el niño Wilmer Antonio Martínez Hernández, dijo sentirse "gozoso en Cristo y en María con la fe en alto, el corazón contrito y humillado para seguirla y acogerla en nuestro corazón".

Agregó: "Le pido a ella fe y esperanza en nuestro corazón y la paz que tanto necesitamos en el mundo".

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima

fatima