El Juez Quinto Distrito Penal de Juicio de Managua, Alfredo Silva Chamorro, impuso la pena máxima de 30 años de prisión por el delito de asesinato en perjuicio de Vilma Trujillo (q.e.p.d), a Juan Gregorio Rocha Romero, Tomasa Rocha, Pedro José Rocha, Franklin Jarquín Hernández y Esneyda Orozco Téllez.

La autoridad judicial, condenó a los cinco acusados a 30 años de prisión, por ser coautores del delito de asesinato en prejuicio de Vilma Truijillo, y condenó a Juan Gregorio Rocha Romero, Tomasa Rocha, Pedro José Rocha, Franklin Jarquín Hernández a 6 años de prisión y 300 días multa, equivalente a 15 mil 600 córdobas, por ser coautores del delito de secuestro simple. De este delito se absuelve a Esneyda Orozo.

Al unificar las penas impuestas a los acusados Juan Gregorio, Pedro José Rocha, Franklin Jarquín y Tomasa Rocha, se totalizan 36 años de prisión.

"Se adecuan las penas impuestas a los acusados a 30 años de prisión, todo en conformidad del artículo 37 de la Constitución Política de la República de Nicaragua, que establece que no se impondrán penas que aisladamente o en su conjunto duren más de 30 años", explicó el judicial.

Los hechores de estos delitos deberán cumplir sus penas en el Sistema Penitenciario Nacional de Tipitapa y en el Establecimiento Penitenciario Integral de Mujeres, respectivamente.

Vale apuntar que el pago de los días multas, debe ser depositado en beneficio del Sistema Penitenciario Nacional, dentro de los 30 días después de haber quedado firme la sentencia.

En esta audiencia, el juez recordó que la víctima fue sometida por los acusados a un inmenso dolor, generando angustia y desesperación, a quien depues de haber quemado la dejaron aislada y sin ninguna atención.

Por su parte, la fiscal Fabiola Mendoza recordó que es un derecho de ambas partes procesales apelar de la sentencia que le sea adversa; al mismo tiempo se mostró contenta con los resultados de dicha sentencia, ya que la pena máxima está apegada al Código Penal.

En el caso de Esneyda, quién se encuentra en estado de embarazo, la fiscal recordó que en estos casos un Juez de Ejecución y Vigilancia Penitenciaria concede un permiso especial durante el tiempo que vaya a dar a luz o amamantar al bebe.

Por su parte, la defensa de Esneyda Orozco, dijo que es una sentencia desproporcional en cuanto a la aplicación a la pena de su representada, ya que no existen las circunstancias que señaló el Ministerio Público.

La alevosía, superioridad y abuso de confianza, son agravantes que también fueron tomados en cuenta al momento de dar lectura a la sentencia.