En la Comisión Segunda de la Cámara, la funcionaria explicó la posición del Gobierno Nacional con la sentencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ), que fijó nuevos límites entre Colombia y Nicaragua.

“Tenemos que abrirnos a ver muchas posibilidades, pero yo sí quiero que haya una total tranquilidad y es que esta no la vamos a pasar así no más, vamos a entrar a mirar todas las herramientas posibles, que las da además la misma Corte”, afirmó Holguín.

Ante los representantes a la Cámara, Holguín dijo: "Estamos estudiando seriamente retirarnos del Pacto de Bogotá". Sobre este punto, analistas consultados por ELTIEMPO.COM afirmaron que sería una decisión inconveniente para el país.

La Canciller defendió, igualmente, el papel del actual Gobierno en el manejo del pleito y afirmó que el único camino que había era “apoyar” al equipo que había venido manejando la defensa de Colombia ante el tribunal internacional.

En tal sentido, dijo que “desafortunadamente este Gobierno, cuando llegó, déjenme decirles, no tenía absolutamente nada que hacer. Yo no he hecho otra cosa que revisar, mirar qué hicimos más o qué hubiéramos podido cambiar y les digo que ahí las cartas ya estaban sobre la mesa. Nosotros no podíamos hacer nada”.

“Le quisiera pedir al país que en esto tengamos unidad, no creo que en este momento ir a mirar culpables o a pedir cabezas nos sirva absolutamente de nada, creo que en este momento tenemos que rodear a los pobladores del archipiélago, a los pescadores que son los más afectados de todos”, pidió.

El Pacto de Bogotá, firmado en 1948, es en el que Colombia acepta la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Sobre las comunicaciones a la ONU y a la OEA, la Canciller manifestó que ya está poniendo en conocimiento de estas organizaciones multilaterales el “descontento” del país con respeto al fallo de La Haya.

“Le estoy enviando una carta al Secretario General de las Naciones Unidas, porque él es finalmente la cabeza de la organización -la Corte es un ente de la organización-, y yo sí quiero manifestarle el descontento de Colombia, el vacío jurídico que hay en el fallo, las grandes repercusiones para los pobladores de San Andrés en todo sentido, la biosfera, una serie de elementos que creo que al Secretario General le tienen que importar”, dijo.

Y respecto a la OEA, afirmó que le está enviando otra comunicación a su Secretario General ya que, a juicio de la funcionaria, existen herramientas en el Tratado de Solución Pacífica de Controversias del Pacto de Bogotá que pueden ser útiles en la posición de Colombia.

Este miércoles, en entrevista con EL TIEMPO, la canciller Holguín explicó: "Colombia aceptó la competencia de la Corte por primera vez en 1932, la modificó en 1937 y la retiró en 2001. El país ha suscrito varios tratados en los que acepta la competencia de la Corte, como el Pacto de Bogotá, suscrito en 1948 y ratificado en 1968. El país debe examinar cuidadosamente esos compromisos y tomar las decisiones que correspondan para la debida protección de nuestro interés nacional".

Desde que se conoció el fallo adverso de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que le cedió una buena porción de mar a Nicaragua, el Gobierno Nacional ha insistido en que utilizará todos los mecanismos jurídicos para establecer los cursos de acción posibles. También, ha insistido en que Colombia es muy respetuosa del derecho.

Este miércoles, el Senado le hará un debate de control político a la canciller María Ángela Holguín sobre el fallo de la Corte Internacional de Justicia, en el cual se le preguntará al Gobierno el impacto del fallo y los pasos a seguir.