La Organización Mundial del Comercio (OMC) prepara el Foro Público 2017, con el que busca propiciar el debate sobre las realidades y desafíos que plantea ese apartado.

El Foro de este año, que tendrá lugar del 26 al 28 de septiembre, brinda la oportunidad de analizar tanto los beneficios que el comercio aporta como las dificultades que puede plantear en un momento en que el debate sobre dicho tipo de intercambio 'ha alcanzado una importancia y una polémica sin precedentes', según información divulgada hoy por la OMC.

Bajo el título de 'Comercio: más allá de los titulares', la organización considera que la cita proporcionará una plataforma para un debate franco entre los encargados de elaborar políticas, los representantes de la sociedad civil, la comunidad empresarial y los investigadores.

Aunque es verdad que el comercio ha sacado de la pobreza a millones de personas, lo cierto es que para algunos la experiencia ha sido distinta, opinan especialistas de la OMC.

Esa actividad ha representado para muchos países una oportunidad de crecimiento, creación de empleo y progreso, apuntan.

Para poder aprovechar sus beneficios también hay que superar ciertas dificultades. Los países menos adelantados, que son los más pobres y vulnerables del mundo, han aumentado su participación en las exportaciones mundiales de bienes y servicios comerciales en los dos últimos decenios, acorde con cifras divulgadas.

Pese a que progresivamente van integrándose en el mercado global, su participación en el comercio mundial sigue rondando el uno por ciento.

El comercio ha brindado oportunidades de empleo en algunos casos, pero ha provocado problemas de desocupación en otros.

La OMC señala que para las pequeñas y medianas empresas (Pymes), que son los mayores empleadores a nivel mundial, así como para algunos segmentos de la fuerza de trabajo -como las mujeres y los jóvenes-, las dificultades que plantea el acceso a los mercados internacionales han limitado sus posibilidades de aprovechar los beneficios del comercio.

A su juicio, la solución es que todos, a todos los niveles -internacional y nacional-, colaboren en pos de un sistema multilateral de comercio justo e inclusivo. Y este resultado solo puede alcanzarse manteniendo los mercados abiertos en lugar de erigir obstáculos.

El proteccionismo no hará más que debilitar un sistema multilateral de comercio que, al contrario, necesita fortalecerse, enfatiza.