Este martes Arce  encabezó junto al Ministro de Hacienda, Iván Acosta, una delegación del gobierno en la que le presentaron a la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, al Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), a las organizaciones de pequeños y medianos empresarios y a los sindicatos de trabajadores, todos los cambios que se le han hecho a la propuesta de ley, y en base a ello lograr su aprobación en el seno del Parlamento.

El asesor económico presidencial  expresó que la ley es producto de un acuerdo entre el gobierno y los agentes económicos y sociales del país.

“Nos hemos puesto de acuerdo todos para tomar esas medidas que confiamos nos van a permitir ir disminuyendo la evasión fiscal, que nos va a permitir racionalizar, administrar mejor las exoneraciones y exenciones que contemplan las leyes y que nos van a permitir simplificar y modernizar el sistema tributario para avanzar en un modelo más progresivo”, explicó.

La ley contempla incrementar de 75 mil a 100 mil el techo de exoneración del IR a los asalariados. Posteriormente se irá incrementando este techo en 5 mil córdobas cada año hasta llegar a los 120 mil córdobas. Ello no obstante se hará bajo una nueva modalidad de acreditación de gastos.

“Los asalariados podrán acreditar gastos en salud, educación, gastos profesionales o viviendas y de esa manera irse bajando el impuesto, así poco a poco iremos avanzando en un sistema más moderno de tributación”, señaló.

En relación a los pequeños contribuyentes del régimen de cuota fija, el comandante Arce aseguró que este se ha decidido subir  de 480 mil córdobas a 1 millón 200 mil córdobas. Explicó que para ello se ha establecido una tabla en la que los que tengan cuota fija paguen desde 200 hasta 5 mil 500 córdobas mensuales.

Esta misma medida será aplicada a las Pymes a las que se les ha subido el techo de calificación de 1 millon 200 mil a 12 millones de córdobas en el año.

Indicó que a ambos regímenes respaldarán  sus estados financieros con flujos de caja no  en base a la contabilidad.

La ley también señala que las exoneraciones existentes en la actualidad se mantengan por dos años más, y que a partir de allí los que quieran la prorrogación de las exoneraciones  deberán presentar “un plan en el que demuestre o se proponga aumentar la producción exportable o aumentar el empleo o renovarse tecnológicamente”.

Así mismo se creará un mecanismo de exoneración con la posibilidad de la gestión asociativa, ya que de acuerdo a Arce “se nos ha planteado que” para los pequeños empresarios y  pequeños productores del campo y la ciudad “ir a conseguir una carta de exoneración es demasiado complicado”.

Igualmente las cooperativas que tienen ingresos arriba de 40 millones tienen que empezar a contribuir al fisco.

El comandante Arce aseguró que en la ley se ha aumentado el impuesto sobre la renta de lo que reciben dietas en las empresas.

Otras medidas a aplicarse son un incremento en impuesto a los cigarrillos y las bebidas alcohólicas, y la depuración de la canasta básica, eliminando productos suntuosos.