El ministro ruso de Exteriores, Seguéi Lavrov, y el secretario de Estado de los Estados Unidos (EE.UU.), Rex Tillerson, sostendrán una reunión en Alaska y abordarán el tema de las zonas de distensión en Siria, adelantó el vicecanciller de Rusia, Mijaíl Bogdánov.

Este jueves en Astaná, Rusia, Irán y Turquía acordaron establecer zonas seguras en la provincia de Idlib, partes de las vecinas Latakia, Alepo y Hama, zonas del norte de la provincia de Homs, Guta Oriental, y al sur de Siria, en las provincias de Deraa y Al Quneitra.

Bogdánov afirmó que "todos estos asuntos serán examinados". Además el funcionario subrayó que Rusia y EE.UU. proseguirán los contactos sobre el tema.

"Desde el Departamento de Estado de EE.UU. se hicieron declaraciones a favor del proceso de Astaná", confirmó el funcionario.

Asimismo, el vicecanciller abogó por intensificar el diálogo con el Gobierno estadounidense. "Creo que se incrementarán los contactos con los estadounidenses ya que no solo Siria, sino también otros problemas de Oriente Medio requieren una mayor cohesión", señaló.

Por su parte, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso, Maria Zakharova, dijo que "la reunión (de Lavrov y Tillerson) nos permitirá (...) buscar un terreno común y soluciones a los principales problemas globales".

Está previsto que los jefes diplomáticos de Rusia y EE.UU. acudan a una cita ministerial del Consejo Ártico a realizarse en Alaska el 10 y 11 de mayo.