Esta estrategia para el periodo 2013-2017 permitirá que el país pueda acceder a créditos o donaciones anuales entre los 50 y 60 millones de dólares, lo que hace una cartera de 300 millones aproximadamente durante el próximo quinquenio.

Camile Nuamah, representante del Banco Mundial en Managua, declaró que el organismo está muy satisfecho con los resultados obtenidos por Nicaragua, país que logró ejecuciones superiores al 30 por ciento, uno de las mejores en el mundo.

El anuncio fue hecho por Nuamah ante la presencia del Ministro de Hacienda y Crédito Público, compañero Iván Acosta, quien calificó como otro triunfo y reconocimiento de los organismos internacionales, a los programas sociales y económicos que promueve el Gobierno Sandinista.

Acosta destacó que este nuevo acuerdo con BM, permite al país abrir al país la posibilidad de lograr más financiamiento de la Corporación Financiera Internacional (IFC, siglas en inglés) , que es la agencia de este organismo para financiar al sector privado.

Nuamah anunció qu estos fondos serán dirigidos a las áreas de energía, agroindustria y finanzas, pero también existen montos para la educación y salud, principalmente para apoyar los esfuerzos dirigidos a seguir reduciendo los índices de muertes maternas.

El funcionario del Poder Ciudadano, destacó que la IFC aumentó los recursos al país, ya que han pasado de 40 millones de dólares anuales a 50 o 60 millones.

La estrategia 2013-2017 entre el Banco Mundial y el Gobiernos Sandinista se basa en dos grandes objetivos generales, uno dirigido a incrementar el bienestar social a través del fortalecimiento o mejoramiento del acceso a servicios básicos y aumentar los ingresos de las familias, incrementando la competitividad y la productividad.

En el sector social se brindan recursos para aumentar la calidad y el acceso a la educación primaria y secundaria, también el fortalecimiento de los servicios de salud para que reducir la desnutrición infantil.

En total suman 96 millones de dólares la cartera de educación para los próximos cinco años, según establece la estrategia, mientras el programa Prorural logra financiamientos entre los 30 y 40 millones de dólares. También se contempla recursos para mejorar las transferencias tecnológicas a pequeños agricultores, mejoramiento de caminos rurales, entre otros.