Las primeras lluvias registradas en la capital son un peligro latente para la población ya que muchas veces el agua de lluvia se acumula en los patios de las viviendas, generando criaderos de mosquitos, razón por la que el Ministerio de Salud atendió con la fumigación domiciliar más de 400 viviendas del barrio La Esperanza, con el fin de reducir los riesgos de enfermedades.

La doctora Zoila Canales, directora del Centro de Salud Altagracia, instó a las familias a atender las recomendaciones médicas y mantener sus hogares limpios de tal manera que el agua no se acumule en recipientes viejos que muchas veces se almacenan en los patios.

“Seguimos con el plan de lucha antiepidémica, recordándole a la población que con el inicio de las lluvias se crean mayores posibilidades de incremento de las enfermedades provocadas por los mosquitos si nosotros no tomamos en cuenta las medidas preventivas como la eliminación de todo lo que no utilizamos. Recordemos que en una tapa de gaseosa o concha de huevo se pueden crear mosquitos, así es que debemos de estar alertas”, destacó Canales.

La permanente labor del Minsa ha venido despertando interés en las familias por cuidar su salud, pero sobre todo por mantener sus viviendas en condiciones higiénicas, por ello están anuentes a las recomendaciones médicas.

“La fumigación es buena, pero considero que lo más importante es que limpiemos las casas, porque los zancudos permanecen dentro de ellas, el Minsa nos ha orientado que limpiemos el patio, las canaletas del techo, sobre todo ahorita que ya están las lluvias y a veces esa agua se nos acumula en las casas sin darnos cuenta y es ahí cuando se reproducen los vectores”, señaló Francisco Rivera.

“Sabemos que el Gobierno está pendiente de nuestra salud y por eso nosotros como habitantes de este sector debemos de poner de nuestra parte y limpiar las casas para que los zancudos no se reproduzcan, a veces creemos que con tener el patio barrido es suficiente, pero creo que lo más indicado es indagarnos de que no haya agua acumulada en los rincones”, expresó Carol Ordoñez.