De esa manera fue calificado por diputados de la Asamblea Nacional, las programas y metas planteadas por el Presidente Comandante Daniel Ortega Saavedra, durante su mensaje a la nación el pasado 30 de abril, fecha en que conmemoró el Día Internacional de los Trabajadores y el quinto aniversario del tránsito a la Inmortalidad del Comandante Tomás Borge.

“El programa del Gobierno es un proyecto económico, es un proyecto de vida y es un proyecto de felicidad para los nicaragüenses”, dijo el diputado Wilfredo Navarro, miembro la Alianza Unida, Nicaragua Triunfa que encabeza el FSLN.

Añadió que Nicaragua, junto con el gobierno, empresarios y trabajadores, realizan esfuerzos para darles beneficio a los nicaragüenses, subrayando como fundamental para este crecimiento, es haber cambiado la matriz energética y que ahora más del 90 % de las familias tengan acceso a la energía.

Navarro considera que cada meta son realizables, dado que tienen el respaldo del modelo de diálogo, consenso y alianzas.

“La proyección social del gobierno va hacia el interior, hacia las grandes mayorías, hacia los desposeídos. La proyección de construcción de casas es dirigida a todos los nicaragüenses, principalmente los sectores que habían sido olvidados y el Comandante Daniel está hablando de una proyección de 100 mil casas y si agregamos la atenciones en salud, más el servicio de agua potable que se está planificando en la área urbana y rural, todo esto constituye una proyección que está trazada y va a tener su cumplimiento”, declaró Navarro.

absalon_pastora

El periodista y analista político, Moisés Absalón Pastora, manifiesta que la fortaleza de cada programa social, es que estos van directos a las familias pobres, pero también benefician a otros sectores, de tal manera que todo el país es protagonista.

“Pese a las amenazas exógenas que surgen de pronto, el gobierno decide mantener esos proyectos sociales, vivienda, educación, el programa Amor, Usura Cero, entre otros , que han sido un factor de compra por parte del pueblo, como una respuesta agradecida por el buen desempeño, entonces me imaginó que se está cimentándose un enorme edificio de grandes dimensiones sobre cimientos fundamentalmente sólidos que ya quisieran otros y por lo menos así lo han manifestado otros gobiernos de la región”, señaló Pastora.

Considera que este tipo de acciones quisieron otros gobiernos copiarlos, pero esto requiere de una gran voluntad política, la cual se expresa a través de un esfuerzo tripartito y la enorme capacidad de dialogo de todos los involucrados.