Marine Le Pen y Emmanuel Macron, candidatos a la presidencia de Francia, sostuvieron su último debate rumbo a la segunda vuelta electoral que se realizará el próximo domingo 7 de mayo.

En punto de las 21:00 comenzó el debate presidencial, en el que la candidata ultraderechista Le Pen, comenzó con duros ataques a su rival, el socioliberal Emmanuel Macron, al que llamó “candidato de las finanzas” y quien le contestó que ella carece de programa para el país y encarna la derrota.

“Usted es el candidato de las finanzas, de la globalización salvaje”, espetó de entrada Le Pen, que acusó a su rival de ser “el candidato de la continuidad” del mandato del actual presidente, el soialista François Hollande.

La líder nacionalista se presentó como “la candidata del pueblo, de su cultura, su civilización, su unidad, de la nación que protege a los ciudadanos y las fronteras frente a la globalización y el islamismo”.

Le Pen se refirió a su rival como “ministro”, para marcar que Macron fue el titular de Economía de Hollande entre 2014 y 2016, tras haber sido su asesor en el Elíseo.

El candidato socioliberal, por su parte, se defendió poniendo de manifiesto la falta de “finura” de Le Pen y su ausencia de deseo de buscar “un debate democrático”.