El presidente de la CCJ, magistrado Carlos Guerra, señaló que a la vez el gobierno de Colombia está ofendiendo a las Naciones Unidas dado que en ese seno fue creado el tribunal de La Haya para que las controversias se solucionen de manera pacífica y en ese sentido dijo que tiene la impresión que la posición colombiana debe y puede cambiar.

El magistrado manifestó que espera que el gobierno de Colombia acate la resolución de la CIJ y explicó que si no lo hace, hay mecanismos que se establecen al respecto, pero que espera que no se llegue hasta ellos, uno de los cuales es el Consejo de Seguridad.

El presidente de la Corte Centroamericana explicó que interponer otros recursos sería llegar al pleno de las Naciones Unidas, al Consejo de Seguridad.

Por otra parte llamó a “no crear ninguna zozobra porque está probada la honestidad, está probado el conocimiento jurídico y la objetividad de la Corte Internacional de Justicia".

El magistrado dijo además que Nicaragua ha acatado el fallo de la Corte Internacional de Justicia a pesar de que estas islas e islotes están frente a las costas nicaragüenses.

Guerra consideró que se va a agotar la parte diplomática y que “si se acogió Nicaragua a la Corte Internacional de Justicia, es que va buscando el camino de la paz, de la cordialidad para solucionar todos sus problemas limítrofes y así lo ha demostrado durante la historia y ha respetado todos los fallos emanados de la Corte Internacional de Justicia".