El grupo terrorista Estado Islámico (EI) asumió hoy la autoría del atentado suicida con bomba al paso de un convoy de la misión de la OTAN en Afganistán en una zona de alta seguridad en Kabul, que causó al menos nueve muertos, según difundió en foros yihadistas la agencia Amaq, órgano de propaganda del EI.

En un comunicado, cuya autenticidad no ha podido ser verificada, el EI aseguró que "una fuente de seguridad dijo a la agencia Amaq que un mártir del Estado Islámico detonó su coche bomba contra un grupo de fuerzas estadounidenses cerca de la embajada de Estados Unidos en Kabul".

Según la fuente, "al menos ocho soldados estadounidenses murieron por la explosión y otros resultaron heridos", aunque no especificó el número.

Según confirmó a Efe el portavoz de la Policía de Kabul, Basir Mujahid, la explosión se produjo hacia las 7:45, hora local (3:15 GMT), en el Distrito Policial 9, en el centro de la capital afgana, al paso de un convoy de la OTAN y "cerca de la embajada de Estados Unidos".

Asimismo, un portavoz de la misión de la OTAN en el país, William K. Salvin, reafirmó a través de un breve comunicado que un convoy de la Alianza Atlántica fue atacado por un suicida cargado de explosivos y que en la acción resultaron heridos tres de sus miembros.

No obstante, según Amaq, varios miembros de las fuerzas de seguridad afganas perecieron en el ataque y otro número indeterminado de personas resultaron heridas, así como dos vehículos blindados de EU fueron destruidos.

En otro ataque el mes pasado en el área de mayor seguridad de Kabul, cinco civiles murieron y tres personas resultaron heridas cuando un suicida a pie intentó detonar los explosivos que portaba contra un vehículo de empleados del Gobierno en el exterior del Palacio Presidencial.