El montañero taiwanés Lucky Liang celebró este viernes su 21 cumpleaños en el hospital nepalí en el que está ingresado tras pasar 47 días desaparecido en el Himalaya, en una fiesta sin sus familiares, con periodistas y un ministro nepalí y en la que expresó su deseo de ayudar a los demás cuando se recupere.

"Estoy feliz de veros a todos. Haré algo que pueda contribuir a la sociedad después de regresar a mi país", dijo Liang en el hospital de Katmandú antes de partir su tarta de cumpleaños.

A la celebración en el hospital internacional Grande de Katmandú no pudieron acudir sus padres, que se encontraban en Taiwán en el momento del rescate, debido a que se encontraban de camino a Nepal, pero sí participaron informadores, personal médico e incluso el ministro de Turismo nepalí, Parshuram Tamang.

El joven, que fue encontrado el miércoles por un equipo de rescate refugiado en una cueva tras pasar 47 días desaparecido, mostró al personal del centro médico su deseo de celebrar su 21 cumpleaños después del mes y medio de calvario en el que se alimentó de agua y sal y perdió a su pareja, Liu Chen-chun.

El director del hospital, Chakra Raj Pandey, indicó a Efe que la salud del superviviente, que perdió 30 kilos y tenía una herida infectada en la pierna en el momento de su rescate, es "completamente bueno" y contó que la fiesta fue celebrada por petición del paciente.

El joven taiwanés apareció vivo el miércoles en una cueva del distrito de Dhading (centro) a la que llegó tras precipitarse por un risco helado junto a su novia, de 19 años, en su camino hacia Lantang, un conocido destino para senderistas y montañeros.

Desgraciadamente, solo Liang estaba vivo cuando el equipo de rescate pasó en una segunda batida por la cueva y finalmente los encontraron.

De acuerdo con el relato que le hizo a los médicos, se alimentó con comida seca durante días y después sobrevivió gracias a la nieve y a sal que llevaba consigo.