Familias pequeñas o numerosas, parejas que fortalecen su amor viendo el atardecer del lago Xolotlán o amigos que desean pasar un momento de entretenimiento, es lo que se puede ver cada fin de semana en este lugar, mismo cuya infraestructura está creciendo para el Buen Vivir de las familias.

Caminar por el paseo Alamedas o sentarse en las bancas instaladas en la Plaza ALBA para contemplar el hermoso monumento dedicado a los próceres latinoamericanos Simón Bolívar, José Martí y Augusto C. Sandino, son parte de lo que usted puede llegar a vivir.

La segunda etapa de ampliación del Puerto Salvador Allende ha gustado sobremanera a las centenares de personas que encontramos en un pequeño recorrido para atestiguar lo bonito que quedó, vías de acceso completamente señalizadas, 8 quioscos para instalar negocios de restaurantes y comidas, una marina de la Fuerza Naval y unos 25 ranchitos típicos, complementan todo este fuerzo desplegado por el Gobierno Sandinista, a través de la Empresa Portuaria Nacional (EPN) encargada de las obras.

El paseo Alamedas de unos 150 metros de largo y el muelle son parte de los lugares preferidos para caminar, mientras sus hijos pueden utilizar sus bicicletas para quemar sus sobradas energías.

El compañero Álvaro Ortega Munguía, vicegerente de la EPN, estaba constando que todo en el puerto Salvador Allende estuviera a la perfección para que las familias tengan la seguridad y el esparcimiento, principal objetivo de este proyecto.

Nos habló que ya se iniciaron trabajos de construcción de la tercera etapa, que incluye un hotel, un centro deportivo y otras atracciones, siempre pensando en la familia. Estos trabajos se realizan sobre unas cuatro manzanas de terreno.

“Este proyecto lo construimos para que todos los nicaragüenses tengan un lugar de esparcimiento, de diversión, para que venga toda la familia en tranquilidad y seguridad”, citó Ortega Munguía.

Víctor Rosales, el popular Santa Claus Nica, lo encontramos conduciendo su “trencito” que hace recorrido por toda la Avenida Simón Bolívar y el antiguo centro de la capital, mientras unas 20 personas pagan el precio módico para ser protagonistas de este paseo.

“Lo más importante que el gobierno del comandante Daniel Ortega y de la compañera Rosario han convertido lo que era un basurero, en un sitio muy precioso para que toda la familia venga a disfrutar de un centro turístico muy bonito”, señaló Rosales.

Francisco Reyes, propietario del nuevo restaurante Majava, aseguró que este tipo de infraestructura para la recreación de la familia, es un indicador que Nicaragua va por mejores tiempos, ya que se están invirtiendo para el desarrollo.

“Es muy importante que tengamos un espacio para la recreación y después de una semana trabajando me vengo a este paseo y es muy meritorio lo que se está haciendo, en este gobierno se está viendo que el cambio es real”, comentó Norlan Aguilar de Bello Horizonte.

“Esta obra para mi es magistral y se necesitaba para que las familias pudieran venir, antes teníamos que salir de Managua para pasar una tarde amena con la familia, teníamos que ir al Mirador de Catarina, pero ahora prefiero venir al Puerto Salvador Allende porque la pasamos con la familia y este dinero está bien invertido”, dijo  Francisco Jarquín del barrio Américas 2.

Agregó que en este Gobierno Sandinista hay una relación real entre lo que se dice que se va hacer y lo que se hace… “Lo que dice el comandante Daniel Ortega se lleva a la práctica y no como otros que prometieron y no hicieron”.

Doña Alma Gallo Roa hizo una recomendación a las familias que asisten y es en relación al cuido que se le debe dar a estas instalaciones, que se construyeron pensando en todas las familias.

“Es un regalo para los nicaragüenses, aquí podemos venir todas las familias y podemos traer a nuestros nietos y todos venimos felices, hay que cuidarlo para que todos podamos disfrutarlo”, aseguró Gallo Roa.