Holguín se expresó así en una rueda de prensa en la isla de San Andrés, la mayor del archipiélago cuyas aguas fueron ayer repartidas por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) entre Nicaragua y Colombia.

La CIJ, tras una demanda que data de 2001, realizó una nueva delimitación fronteriza por la que Nicaragua recupera plataforma marítima continental que pretendía ser usurpada por Colombia.

“Esperamos tener buena relación con el Gobierno de Nicaragua. En la Cumbre de Cádiz estuvimos viendo la posibilidad, hay temas que hay que trabajar en temas de pesca, seguridad, lucha contra el narcotráfico, muy seguramente vamos a tener una reunión” , adelantó la canciller.

“Tenemos que lograr unos acuerdos de pesca para que los isleños puedan seguir pescando en los lugares donde lo han hecho”, defendió la canciller, para quien lo más importante es que los pescadores no tengan problemas con las autoridades nicaragÜenses tras el nuevo trazado de límites.