Los especialistas nicaragüenses expresaron su opinión al conocer la posición esgrimida por el presidente colombiano, quien hace unos días dijo que acatarían cualquier fallo de la Corte, pero ahora se niega a acatar la resolución del alto tribunal internacional.

Al respecto el doctor Mauricio Herdocia manifestó que “sin lugar a dudas, Colombia parecería estar todavía asimilando el significado y profundidad de la decisión de la Corte Internacional de Justicia, pero considero que Colombia conoce perfectamente bien que los fallos de la Corte Internacional de Justicia son inapelables, son de obligatorio cumplimiento y que no existe otra instancia a la cual acudir”.

Haciendo énfasis Herdocia reiteró que “frente a un fallo de la Corte Internacional de Justicia solamente queda su acatamiento obligatorio, con fuerza derivada del derecho internacional público y me parece que las declaraciones ofrecidas por el presidente de Colombia no guardan correspondencia con ese principio sagrado del derecho internacional del pactus observanda”.

Añadió el doctor Herdocia que “si Colombia se comprometió a acatar, a someterse a la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia, está obviamente obligada a ejecutar los fallos en la forma dispuesta por la Corte, que una sentencia es integral e indivisible, no se puede decir yo acepto una parte y reniego de otra que me perjudica”.

Nicaragua abierta al cumplimiento de fallos de la Haya

Destacó el doctor Herdocia que en el derecho internacional solo hay una palabra y es el respeto debido a los fallos internacionales aceptados libremente por los Estados, en tanto que destacó el planteamiento del presidente Ortega de que Nicaragua está abierta a proceder a la ejecución del fallo de la Corte.

Entre tanto otro experto en derecho internacional, el doctor Manuel Madriz, expresó “creo que lo que plantea el Presidente Ortega es absolutamente correcto, los fallos de la Corte Internacional de Justicia son de ineludible cumplimiento, no solamente jurídicamente lo son, sino que hubo una declaración del presidente Juan Manuel Santos que iban a acatar cualquier fallo que resultara de la Corte Internacional de Justicia”.

Madriz señaló que Colombia es un estado que está obligado por el fallo de la corte, pero agregó que a como dijo el Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, a lo mejor con su estadía en San Andrés, el presidente colombiano Santos reflexiona sobre el tema, porque lo que está haciendo es muy delicado y el derecho no lo puede permitir.

Fallo es válido desde que fue notificado

“Nicaragua va hacer lo que le corresponde hacer, el fallo de la Corte Internacional de Justicia es válido desde el momento en que es notificado, es válido desde las tres de la tarde hora de Holanda, siete u ocho de la mañana hora de Nicaragua”, explicó Madriz.

Entre tanto el historiados Orient Bolívar Juárez, quien trabajó con la cancillería nicaragüense en la recopilación de documentos para la defensa del territorio de Nicaragua,  manifestó que lo que pasa es que no es fácil cuando ocurre una cosa con esta dimensión, ellos tenían una expectativa triunfalista.

Nicaragua también tenía sus expectativas basadas en el derecho del mar y la decisión de La Haya les viene a cambiar la geografía, le quita extensiones de agua que han estado ocupando por la fuerza y explotando por mucho tiempo y en ese sentido el orgullo colombiano está herido, dijo Bolívar.

Es claro que a como dijo el presidente Daniel Ortega, la sentencia es inapelable y señaló que Nicaragua y Colombia recurrieron a la Corte y esperaron 10 u 11 años de juicio y sorprende mucho que ahora que ya se conoce el fallo, aparezca una posición dual de parte del mandatario colombiano.